In Front of the Piano: Manjar Musical Frente al Piano

Cuatro virtuosos del piano; José Negroni, Angel David Mattos, Víctor Meléndez y Harry Aponte presentaron una variada y exquisita propuesta musical en “In Front of the Piano” el pasado 9 de marzo en la Sala Experimental Juan Marichal del Centro de Bellas Artes.

El público pudo disfrutar de magistrales interpretaciones al piano que incluyeron Danzas Puertorriqueñas, Música Clásica, Música para Películas, Tango, y Jazz.

El primero en salir al escenario fue José Negroni y luego de una primera pieza, se le une el joven pianista Harry Aponte para la interpretación a dos pianos de la dinámica y alegre composición de José Negroni “Coqui, Coqui”.

Harry Aponte queda a solas en el piano para llevarnos a España en una enérgica interpretación del clásico “Asturias”.

Víctor Meléndez hace su entrada para adentrarse en la  exploración de la música para películas del gran John Williams. Williams fue pianista de jazz, antes de llegar a ser reconocido como uno de los grandes compositores del siglo 20. El jazz será parte del repertorio durante este concierto. Meléndez continúa en el piano para interpretar una de las muchas danzas de su autoría, “Tu Sonrisa”, dedicada a su hija.

Ángel David Mattos trae la fusión de Jazz con Danza Puertorriqueña que fue parte de su producción discográfica Danzzaj, 2004. Con la danza de Juan Morel Campos “Maldito Amor”, Mattos demuestra los puntos de confluencia entre la danza y el jazz. En ocasiones su fraseo e improvisaciones evocan a uno de sus ídolos el pianista Chick Corea, y nos pareció escuchar citas melódicas de otros compositores como “Maria Cervantes” de Noro Morales.

En el segundo dúo de la noche se unen Harry Aponte y Ángel David Mattos para explorar la genialidad jazzistica del pianista y compositor Chick Corea en uno de sus composiciones más reconocidas, “Armando’s Rhumba”. Mattos continúa sorprendiendo con sus citas melódicas, esta vez con “Si no me dan de beber”, entre otras.

Harry Aponte queda nuevamente solo en el piano para la interpretación de una danza original y una pieza Chopin.

Negroni regresa al piano para un dúo con Victor Meléndez en “Los Duendes”, otra excelente composición de Negroni, también con toques de Chick Corea, que le permitió a ambos hacer despliegue de su maestría.

Ángel David regresa al piano retomando la danza con una de su autoría, titulada “Deseo”. El jazz y la danza se fusionan nuevamente en el clásico de Juan Morel Campos “No me toques“. El genio de las citas melódicas vuelve a la carga, esta vez citando el tema de los Flintstones.

El tango hace presencia en el piano de José Negroni en la icónica composición de Astor Piazzola “Libertango”. Víctor Meléndez regresa al piano y nos lleva a Cuba con sus “Variaciones del Manisero”.

Todos se unen para improvisar una versión de “El Cumbanchero” de Rafael Hernández y culminar lo que fue un manjar pianístico.

Historia Anterior

NATURA, explorando el arte en la naturaleza en El Yunque

Próxima Historia

Universidad del Sagrado Corazón inaugura espacio de lectura infantil

Recientes de Uncategorized