That’s It

Una silla funcional y elegante, That’s it

La sutileza y la elegancia son las dos señas de identidad de la silla That’s It, una pieza diseñada por Alegre Design para la marca italiana Quinti, que viste la espalda a partir de un respaldo creado íntegramente en inyección de aluminio.

Imagen Suministrada


That’s It supone la primera colaboración del estudio con Quinti, que buscaba incorporar a su catálogo una silla ligera y de diseño avanzado y que, al mismo tiempo, transmitiera una imagen elegante, una silla de dirección.

“Hemos puesto al servicio de Quinti nuestros servicios de Product Design para dar respuesta a la inquietud de la compañía, interesada en lanzar al mercado una silla para puestos de representación capaz de innovar en el uso del aluminio. Aplicamos nuestra metodología de trabajo Agile Design en todas las fases del proceso para avanzar sucesivamente en el diseño, desarrollo y puesta en fabricación de un respaldo creado en inyección de aluminio. Es una silla operativa decorativa y refinada que encaja en oficinas directivas o en entornos domésticos en los que se valore la elegancia”, asegura el fundador y CEO de Alegre Design, Marcelo Alegre.

Imagen Suministrada


That’s It se ha diseñado aplicando las dos décadas de experiencia del estudio en mobiliario de oficina y, como silla de trabajo profesional que es, cumple con los máximos estándares ergonómicos de la Unión Europa, en concreto, con la regulación DIN-EN_1335-1. Incorpora un asiento de mecánica integrada y movimiento syncro.

Le podría interesar: Alegre Design establece como deben lucir los espacios académicos

“La tecnología de la inyección de aluminio permite aprovechar la levedad del material para crear trazos dibujados en el aire, como en el caso de los brazos. Se crea, así, una silueta de tres dimensiones que aporta una ergonomía perfecta y un soporte diario en el puesto de trabajo. El reto de este proyecto fue crear un respaldo y unos brazos de aluminio empleando el mínimo material posible y garantizando la eficiencia productiva. Se aportaron, además, nuevos sistemas de acabados metálicos que fueran respetuosos con el medio ambiente”, subraya el diseñador.

Imagen Suministrada

Así, se ha ajustado cada milímetro de la silla para equilibrar la sutileza del diseño con la estabilidad mecánica y funcional que requería la pieza. La definición de soluciones para un tapizado óptimo – en línea con los elevados estándares de tapicería artesanal de Quinti – requirió de una intensa investigación para definir sistemas que garantizaran el máximo confort ergonómico.

Se revisaron todos los espesores, sección a sección, para mantener la estética sutil aluminio y con una tensión de las telas óptimas para la comodidad. El respaldo acoge en su interior una almohadilla de alto confort, mientras que los brazos están disponibles en varias opciones y funcionalidades.