reciclaje de textiles

Revive el textil a través del reuso creativo

Artistas visibilizaron, exitosamente, diferentes posibilidades de recuperar el textil durante Feria Calle, el pasado 22 y 23 de enero.

Arte Educativo y Sustentable

“Feria Calle es una propuesta educativa. Más que un mercado, se trata de educar a través de talleres, charlas, ciclos de cine, exhibición y eventos extracurriculares”, explicó la artista Daniela Fabrizi, coordinadora del evento.

 

La artista puertorriqueña, se interesó en la recuperación de textiles tras toparse con las infinitas posibilidades que podría tener en su carrera como diseñadora de vestuarios y a la vez crear un impacto positivo. “Tanto desperdicio de materiales y la gente donando, transformó mi trabajo del vestuario al arte textil y a construir con material reciclado, aprender a tejer, bordar, transformar ropa y luego me inspiró a formar Feria Calle”, explicó. 

Feria Calle – Foto por Stephanie López


Esta cuarta edición de la actividad contó con la participación de más de 60 artistas y exhibidores con un total de 6 talleres.

Uno de ellos, por ejemplo,  se trató sobre la confección de joyería con plástico número seis, tipo que no es reciclable a nivel gubernamental en Puerto Rico. De esta manera, sirvió para desarrollar habilidades y educar sobre qué productos son adecuados para reciclar y cuáles no. Entre los demás, se incluyó un taller de guirnaldas sustentables, de parches y pines bordados, collage, y uno sobre la confección de ropa de pasarela con material reciclado. 

Economía Circular 

En Puerto Rico se desechan sobre 400 toneladas de ropa al año, según un estudio por Liechten Sarramia en el 2020. Es por esta razón que Feria Calle promueve proyectos que implementen metodologías para rescatar textiles y promover la economía circular en la industria de la moda.

Porta Company – Foto por Stephanie López

Un claro ejemplo es Porta Company, un negocio que se dedica a confeccionar artículos con textiles reusados, particularmente, de muestras de tela que rescatan de empresas que ya no las necesitan. Migdalia Rivera comenzó el negocio junto a su hija Mónica Pérez, quien a raíz de su experiencia en la industria de arquitectura y el diseño, reconoció el impacto positivo que podría tener el reuso creativo. Entre los artículos confeccionan bolsos, carteras, cover para computadoras, mascarillas, porta utensilios y más. Cada pieza es única, hecha a mano e incluso pueden ser resistentes al agua.

Bolsos para laptops – Foto por Stephanie López

“El hecho de reciclar y recuperar ropa de segunda mano te lleva a un proceso más lento de consumo…de ahí a trabajar la ropa que tienes y a donarla también, hace que se consuma menos porque nos adentramos en lo que es la economía circular y nos nutrimos de lo que ya tenemos”, comentó Fabrizi. 

También, resaltó la importancia de reparar artículos de ropa que son salvables, versus ir a comprar uno nuevo. “Hay movimiento de costura en la isla, pero definitivamente se ha perdido generacionalmente. Sin embargo, está reviviendo y no necesariamente lo vemos. Así que, en Feria Calle tengo bordadoras, tejedoras, damos talleres de macramé y crochet para reactivar el quehacer” , añadió durante el evento.

Por otro lado, la actividad también se relaciona con otros proyectos que reducen el impacto ambiental, y fomentan la economía circular, el cooperativismo y el trueque.

Estación de estivación de envases compostables – Foto por Stephanie López

El grupo de Tais estuvo presente con sus Borikashi Kits, un servicio para reciclar residuos orgánicos en el hogar. El Borikashi es un aditivo producido por la industria, que permite un proceso de compostaje a base de la fermentación. Además, se encargaron de recoger los envases de comida compostables en el evento para posteriormente llevarlos a sus facilidades de composta.

Tais – Foto por Stephanie López


“La idea es que te vayas sabiendo que estos servicios existen. El propósito es que además de apoyar a los artistas locales, te vayas con el conocimiento de que puedes trabajar en el impacto ambiental de tu rutina diaria”, concluyó.

Feria Calle culminará con su última actividad La Trash Ball junto a La Bori Vogue el próximo domingo 30 de enero en Kweens Club en Santurce.

La Semana de la Moda de Milán replantea el ciclo de las colecciones

/

Un robot humanoide desarrollado por el Instituto Italiano de Tecnología actuó como maestro de ceremonias para el desfile digital.

La Semana de la Moda de Milán, en su mayoría de preestrenos de ropa femenina para el próximo otoño e invierno, concluyó el lunes una edición casi totalmente digital. Mientras se echaba de menos el bullicio de los espectáculos en vivo con el desfile de fashionistas itinerantes que iban de Nueva York a Londres, Milán y finalmente París, los diseñadores también se sintieron estimulados por el ritmo más lento del ciclo de la moda de la era de la pandemia.

Solo un diseñador, Daniel Del Core, que marca el debut de su marca, realizó un desfile en vivo para un pequeño número de invitados.

Daniel Del Core. Foto de Associated Press por Luca Bruno

“Es muy extraño pensar en la moda, y el tipo de rueda hámster de la moda, y cómo nunca tuvimos un descanso y siempre nos quejamos de eso”, dijo Marc Jacobs durante un video chat de la Semana de la Moda de Milán con Miuccia Prada y Raf Simons post- espectáculo digital, según publicado en Associated Press. “Y luego te tomas un descanso y te quejas”.

Entonces, ¿Qué presento La Semana de la Moda de Milán?
  • El diseñador austriaco Arthur Arbesser presentó la reducción de su colección a solo 25 looks mediante visitas a su estudio de Milán y videollamadas, optando por no participar en un desfile digital. Para las creaciones, recicló textiles de colecciones anteriores y los revitalizó imprimiendo un nuevo diseño en el otro lado o un patrón diferente sobre el original. La colección muestra estampados, patrones geométricos y materiales desde el suave jersey de seda hasta la lana y los tejidos de punto; inspirado en una paleta de colores de un pintor que consigio en un flea market.
  • Los maestros globales Dolce & Gabbana dieron un salto tecnológico con una colección inspirada en la juventud sin límites presentando textiles técnicos en tonos atrevidos entremezclados con acabados de hologramas, destellos metálicos e incluso cuentas de poliestireno multicolores, para un festín de dulces coloridos. En total fueron 140 looks.
  • Giorgio Armani organizó colecciones digitales separadas para hombres y mujeres en su propio teatro, ambas alrededor de una réplica de una estatua de gorila llamada Uri que ha sido parte de la decoración personal de su hogar durante décadas. Esta versión verde de Uri evocó el apoyo del diseñador a la preservación de la vida silvestre, pero también se hizo eco de los vínculos de las colecciones con el mundo natural. Estampados y diseños que pueden interpretarse como hojas, nenúfares o simples criaturas marinas, proporcionaron el motivo de looks elegantemente relajados.

Giorgio Armani preseta su nueva colección en la Semana de la Moda de Milán virtualmente. Foto de Associated Press por Luca Bruno

  • La colección Valentino presentaba chaquetas reconstruidas en capas con camisas blancas de cuello puntiagudo y blusas ajustadas a la piel con agujeros aparentemente cortados a mano. Para las mujeres, hubo un movimiento en las minifaldas con volantes que asomaban por los dobladillos de las chaquetas, mientras que las florituras femeninas como volantes en las camisas se emplearon con disciplina. Los accesorios incluían bolsos y botas con tachuelas.