Madrid

Sofía y La Ninfaaa: entre lo mítico y lo biográfico

Este 28 de mayo a partir de las 18hrs., la puertorriqueña Sofía Maldonado inaugura su primera muestra individual en España en las nuevas facilidades de Espacio Cómplices. Sofía y La Ninfaaa, reúne propuestas realizadas durante los pasados dos años entre Puerto Rico, España, resultado de investigaciones separadas que se entrelazan como parte de este ejercicio curatorial. La Ninfaaa, es un avatar a través del cual Maldonado propone colaboraciones y roces interdisciplinarios con artistas y plataformas que se nutren mutuamente de encuentros puntuales donde todo compagina como parte de un mismo happening.

Sofía Maldonado. Purple Swag 2022- Imagen Suministrada



La exhibición entrelaza soportes digitales como el NFT, la realidad aumentada y el metaverso con medios como la pintura, la ilustración, la fotografía, el diseño gráfico, el vídeo, la música, el pole dancing y la moda, vinculando aspectos míticos y biográficos en favor de una narración que por momentos juega a desdibujar la línea que separa lo real de lo imaginario. Si bien, La Ninfaaa como arquetipo personal de libertad y desobediencia le sirve a la artista como vehículo para transitar aspectos de sus feminidad e identidad isleña, también le permite navegar de otro modo escenarios menos familiares. En ese sentido, los proyectos que conforman este evento son de algún modo registro vívido de sus negociaciones cotidianas, así como del humor y de la ironía con la que la artista encara los retos de la vida diaria.

Sofía Madonado. Atabey (Ivy Queen). NFT 2022 – Imagen Suministrada



En esta ocasión, el espíritu colaborativo que suele distinguir su trabajo, reúne un crew trasatlántico en el que coinciden puertorriqueños como el artistas visuales como Pedro ‘Spear’ Torres, la coreógrafa Denise Marrero, Abdiel Segarra como comisario, el español b!lly, quien estará a cargo de la música durante la inauguración junto a Norelys Rumbos y Crysta Dominguez, encargadas de la asesoría para las obras en formato digital. Durante la noche de apertura, el público tendrá la oportunidad de conocer su trabajo a la vez que que atiende a facetas de su investigación que le vinculan con cada uno de los invitados. La muestra, busca también visibilizar a su forma el lugar que ocupa la migración caribeña en el imaginario español echando mano de los espacios de marginación típicamente asignados a estas diásporas, así como de los “clichés” por los que se les conoces fuera de sus territorios.

Sofía y La Ninfaaa promete una celebración de apertura en la que habrá performance en vivo, un set de perreo junto a un despliegue de referencias y obras recientes. La muestra, estará abierta al público en horario regular de lunes a viernes de 17 – 20 hrs., desde éste sábado 28 de mayo hasta el día 3 de junio de 2022. Esta exhibición inaugura el nuevo calendario de eventos públicos en Espacio Cómplices luego de la apertura de su nuevo local en la Calle Ave María, 11, en el Barrio Lavapiés. Paralelo a la muestra en vivo, la exposición inaugura simultáneamente una instalación con seis piezas en formato NFT en el metaverso dentro de OVER App.

CóMPLICES es un espacio fundado en septiembre de 2018 que lleva como objetivo provocar vínculos consistentes entre artistas, plataformas y agentes culturales en pro de un ambiente de trabajo cada vez más cooperativo. El proyecto apuesta por la creación de puentes de colaboración entre profesionales de la cultura en Madrid y otras partes del mundo confiando principalmente en la necesidad creciente de crear prácticas colectivas que apoyen los procesos de investigación y producción artística.

Para más información puede visitar nuestra web www.somoscomplices.com o escribirnos un correo a: somoscomplicesgaleria@gmail.com, también puede llamar al +34 647135280. CóMPLICES, está localizado en el Calle Ave María, 11, esquina Calle Olmo en el Barrio Lavapiés y está abierto al público en horario regular de lunes a viernes de 17:00 a 20:00.

Un registro de lo humano en las cuevas y ríos de Puerto Rico llega a Madrid

Espacio Cómplices inaugura, La casa de las almas, del puertorriqueño Javier Orfon este próximo 24 de febrero de 2022 a partir de las 7 p.m. La muestra, compuesta mayormente de piezas tridimensionales ensambladas a partir de dibujos y objetos, narra de algún modo la relación del artista con la Cueva Lucero en el Municipio de Juana Díaz al Sur de la isla de Puerto Rico.


La casa de las almas, es el resultado de una investigación en la que el artista ha dedicado aproximadamente cinco años. En su trabajo, según sus declaraciones, el artista explora “la condición humana, la naturaleza y el impacto del antropoceno” mediante referencias y materiales que le permiten elaborar una suerte de arqueología atemporal sobre su entorno. Sus piezas, son de algún modo resultado de una reflexión a cerca de las conexiones que le vinculan a los aspectos geográficos, arquitectónicos, ecológicos e histórico de su contexto.

Poema de Piedra por Javier Orfon – Imagen Suministrada


Las tres piezas principales que componen la muestra, son instalaciones contenidas, compuestas de restos de materiales encontrados y piezas sobre papel en las que Orfon superpone a través del dibujo petroglifos, pictografías y letras que hacen referencia a marcas humanas que el artista encuentra en los sistemas de cuevas, cavernas y ríos a los que acude en su faceta como espeleólogo a lo largo y ancho de Puerto Rico.

El hogar de la sierpe por Javier Orfon – Imagen Suministrada


Javier Orfon es escultor, dibujante y grabador formado en la Universidad de Puerto Rico. Su trabajo se ha mostrado en galerías, museos y espacios alternativos. Además forma parte de importantes colecciones locales como la colección del Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico, el Instituto de Cultura Puertorriqueña, el Museo de Historia, Antropología y Arte, entre otras.

Conoce otras exhibiciones por el artista como: CONFLUENCIAS… El río Toa y sus secretos


Esta muestra constituye su primera presentación individual fuera del archipiélago.

CóMPLICES es un espacio fundado en septiembre de 2018 que lleva como objetivo provocar vínculos consistentes entre artistas, plataformas y agentes culturales en pro de un ambiente de trabajo cada vez más cooperativo. El proyecto apuesta por la creación de puentes de colaboración entre profesionales de la cultura en Madrid y otras partes del mundo confiando principalmente en la necesidad creciente de crear prácticas colectivas que apoyen los procesos de investigación y producción artística.


Para más información puede visitar nuestra web somoscomplices.com o escribirnos un correo a: somoscomplicesgaleria@gmail.com, también puede llamar al +34 647135280.


CóMPLICES, está localizado en el Calle Salitre, 23, en el Barrio Lavapiés y abierto al público en horario regular de lunes a viernes de 5 p.m. a 8 p.m.

Da’ Vinci y la copia de Mona Lisa

Hubo momentos en los que Leonardo tuvo dificultades para pintar debido a su perfeccionismo y a sus numerosas ocupaciones, y sus discípulos lo hicieron por él.

Las reflectografías de las dos principales versiones de la Virgen del huso confirman que fueron ejecutadas simultáneamente por alumnos tanteando diversas opciones de composición y siguiendo instrucciones del maestro, que podía ver así cómo funcionaban sus ideas cuando eran ejecutadas por otros. Los discípulos no siempre partieron de prototipos pintados.

El Niño Jesús abrazado a un cordero Pintor Lombardo (¿Taller de Leonardo da Vinci?) Óleo sobre tabla, 72 x 56 cm 1520-30 Madrid, Fundación Casa de Alba

Uno de los objetivos de Leonardo fue simular el volumen y la sensación de difuminado de los cuerpos al interactuar con el entorno. El relieve escultórico que dio a sus figuras, ayudándose de una base terrosa para modelar las transiciones de la sombra a la luz, lo ejemplifican el cartón de Santa Ana y, de un modo más sumario, algunas obras de sus seguidores, como el Niño Jesús abrazado a un cordero o el Salvador adolescente. Solo un discípulo indirecto, Andrea del Sarto, supo llevar a la práctica sus complejas observaciones sobre estos asuntos.

El Salvador adolescente Atribuido a Giovanni Antonio Boltraffio (1466/67-1516) Óleo sobre tabla, 25,3 x 18,5 cm h. 1490-95 Madrid, Museo Lázaro Galdiano


Los estudios técnicos han confirmado que las copias de las obras más apreciadas por Leonardo –las de Mona Lisa, Santa Ana y Salvator Mundi- se hicieron junto a él y bajo su supervisión. La elaboración de todas ellas es muy cuidada, los materiales son costosos y conservan la personalidad de quien las hizo, un autor aún no identificado. Dos de ellas reproducen estados intermedios de la lenta ejecución de los originales, lo que las convierte en testimonios excepcionales
de las reflexiones y correcciones del maestro durante su creación.

Mona Lisa (antes de la restauración) Taller de Leonardo da Vinci, autorizado y supervisado por él Óleo sobre tabla, 76,3 x 57 cm 1507/8-1513/16 Madrid, Museo Nacional del Prado
Mona Lisa (después de la restauración) Taller de Leonardo da Vinci, autorizado y supervisado por él Óleo sobre tabla, 76,3 x 57 cm 1507/8-1513/16 Madrid, Museo Nacional del Prado

El examen de las pinturas salidas del taller vinciano descubre aspectos de la personalidad artística de sus integrantes. Informa también sobre su aprendizaje junto a Leonardo, centrado en la observación y comprensión de los fenómenos lumínicos y cromáticos que este tanto se esforzó en reproducir. Siempre que las obras de sus alumnos respondieran a los objetivos que él había definido para el arte, estuvo dispuesto a cederles ideas para que experimentaran diversas formas de pintar.

Leda A partir de Leonardo da Vinci Temple sobre tabla, 115 x 86 cm 1510-20 Roma, Galleria Borghese

El análisis comparativo de las reflectografías infrarrojas de la Mona Lisa del Louvre y su copia del Prado revelan idénticos detalles ocultos bajos sus superficies, lo que confirma que sus autores trabajaron en paralelo y que el copista reprodujo gran parte del proceso de elaboración del original, sin tratar de suplantarlo. Muchas modificaciones invisibles en la Mona Lisa de París se repiten en la tabla de Madrid. En esta también se observan correcciones y líneas de dibujo libre, sin relación con el original, que reflejan las dudas de nuestro pintor y nos hablan de un proceso más complejo que el de una simple copia. Los estudios llevados a cabo sobre las pinturas salidas del taller de Leonardo desvelan prácticas gráficas y pictóricas comunes que demuestran que, aunque este supervisó a sus discípulos, dejó que mantuvieran su propio estilo. Sin embargo, la idea vinciana de que la reproducción de la naturaleza no debía estar mediada por la mano del artista los incitaba a disimular las pinceladas y los trazos en la superficie de las obras. El modo de difuminar la materia de cada alumno fue muy personal. Algunos utilizaron los dedos y otros, emulando la técnica gráfica de su maestro, crearon diminutas redes de trazos blancos y rojos sobre bases grises, perceptibles
solo en macrofotografías.


La importancia que dio Da Vinci a sus ideas se confirma en los cuadros ejecutados por sus discípulos a partir de su obra gráfica, entre ellos lo de Leda y el cisne, una composición solo pintada por ellos y de la que existen diversas variantes. Se conservan bocetos de Leonardo para el peinado y la postura de la reina, semiarrodillada y en pie. Las pinturas conservadas, excepto una, obra de Giampietrino, muestran así a la figura. El reto que se les planteó a sus autores al representar el asunto fue aunar el cuerpo y el paisaje ayudándose del cabello y la vegetación como elementos transmisores de movimiento, efecto que Da Vinci reprodujo de manera ejemplar en los dibujos. Las versiones pintadas de Leda son una clara muestra de cómo los seguidores del maestro aprovecharon sus ideas y material de trabajo. Así se descubre en la Leda de Giampietrino, cuya reflectografía revela un sistema mecánico de traspaso de la composición al soporte a partir de un cartón, quizás original de Da Vinci, y bajo ella otra composición del maestro trasferida previamente, la de Santa Ana.

Regresan a palacio los Reyes de España con obra de Arnaldo Roche

La obra Vivir con valor del artista puertorriqueño Arnaldo Roche estará colgada permanentemente en el Palacio de Zarzuela en Madrid al ser seleccionada por Su Majestad Felipe VI y la Reina Letizia durante su más reciente visita a Puerto Rico. La colección de la Familia Real Española contiene obras de importantísimos artistas como Caravaggio Velázquez, Goya, Picasso y Dalí. La obra escogida por los Reyes de España es un óleo sobre canvas 48″ x 36″ perteneciente a la colección El territorio del alma presentada en Walter Otero Contemporary Art (WOCA) el pasado mes de febrero. El artista formó parte del selecto grupo de invitados que compartieron con los Reyes durante el almuerzo pautado por su visita el pasado 15 de marzo. Continuar Leyendo