Lilianna Rivera

Los Cien veintiún años después: Arte y nación

//

Si me fuera del lado de la creencia esotérica y la capacidad intuitiva (de las que soy fervorosa admiradora), podría concluir que este reencuentro —veintiún años después— se debió a una suerte de serendipia que comenzó en la Librería La Esquinita, en Santurce. Pero ¿quién soy yo para determinar los juegos del Universo?  Continuar Leyendo