Laura Yerpes

Transforman yate en un hotel de lujo ibicenco

Salón Comedor - Foto por Germán Lama

Laura Yerpes y su estudio de interiorismo tranformó el yate Daypa en un espacio exclusivo, cuidado y de estilo ibicenco. El proyecto de interiorismo, que ha atacado todo el yate, ha dotado de armonía y serenidad a sus estancias, entre ellas, las cubiertas de proa y popa, el salón interior y los cuatro camarotes.

El “Daypa”, construido en 2005, se ha convertido en oasis de calma para surcar el Mediterráneo gracias a un proyecto de interiorismo y decoración con el que le han aportado un carácter elegante y liviano, cuidando al máximo la calidad de los materiales y la coherencia visual entre todas las estancias.

Yate Daypa -Foto por Germán Lama

“Los propietarios querían actualizar la estética del yate para crear un hotel de lujo en el agua, con el servicio de la tripulación y con las características de la embarcación. Aquí es donde la decoración favorece la conexión y crea las condiciones necesarias, en cuanto a espacio, para la atención exquisita del personal”, explica la interiorista y decoradora Laura Yerpes.

Los colores de las Islas Pitiusas, verdes y corales están presentes en los elementos que componen cada escena y evocan sensaciones de armonía, belleza y calidez, la esencia del mar Mediterráneo. Partiendo de que el proyecto debía respetar el mobiliario fijo del navío, el estudio ha realizado pequeñas modificaciones sin mover piezas fijas.

“Hemos empleado materiales adecuados a la navegación, de las condiciones atmosféricas al vaivén habitual del mar. Hemos cuidado desde la decoración hasta la ubicación de la vajilla. Han confiado plenamente en nuestro equipo y hemos disfrutado de libertad creativa para plasmar en cada detalle nuestro estilo exclusivo”, señala Laura Yerpes.

La misión del estudio ha sido reconvertir el yate en un tiempo récord, interviniendo en todos los espacios. En el lounge de proa se ha aportado color y elegancia, con rayas en la vestidura. En el comedor de la popa, la mesa polivalente se emplea para desayunos y almuerzos. En el salón y comedor interiores, los detalles han resaltado el conjunto, con el revestimiento en blanco roto. En la cubierta superior se sirven las cenas al atardecer.

La cabina del capitán y los cuatro camarotes también han formado parte del proyecto de interiorismo de Laura Yerpes para este yate, que tiene una eslora de 26 metros y puede albergar cómodamente a entre 10 y 12 personas. El estudio optó por revestir los cabeceros de las camas con eco-piel sintética, especialmente indicada para yates, y lo hizo en tonos claros para aligerar con el contraste de las maderas nobles. Las sillas tipo butaca del comedor interior también se re-tapizaron en dos tejidos distintos, cuyas tonalidades combinan con el resto del espacio interior.

La vajilla y la cristalería de la firma Vista Alegre han sido elegidas cuidadosamente, para coincidir en tonalidad y diseño con el resto de elementos presentes. Todos los textiles – cojines, mantelería, lencería de cama y tapizados – tienen el sello y diseño exclusivo de Laura Yerpes estudio.

“Al abordar el proyecto de este yate, éramos muy conscientes de la importancia de seleccionar tejidos y materiales que mantuvieran todas sus cualidades en el ambiente húmedo de alta mar.  Era un proyecto muy distinto al de una vivienda. Aunque la embarcación tiene unas condiciones climáticas óptimas para limitar el efecto de la humedad, hemos cuidado todos los detalles al máximo. Desde los revestimientos de las paredes, de carácter vinílico y alta resistencia, hasta los tejidos de todos los cojines, sillas y sofás, que llevan una capa interior impermeable”, comenta Laura Yerpes.

El yate Daypa, de la marca italiana Canados, puede navegar a una velocidad máxima de 28 nudos (milla náutica por hora). Es de uso privado pero también está disponible para alquiler y requiere de una tripulación de tres personas. Navegará por las costas Baleares, amarrando en Ibiza, Mallorca, Menorca y Formentera.

Conoce más sobre Laura Yerpes en laurayerpes.com

Yate Daypa – Foto por Germán Lama