José Ortiz Pagán

Ida y vuelta: experiencias de la migración en el arte puertorriqueño contemporáneo, exhibe en Filadelfia

Taller Puertorriqueño presenta la exhibición Ida y vuelta: experiencias de la migración en el arte puertorriqueño contemporáneo (Arrivals and Departures: Migration Experiences in Contemporary Puerto Rican Art), en la que participan 19 artistas de Puerto Rico cuyas obras responden a los procesos, causas y consecuencias de viajar y vivir fuera de su lugar de origen.

La migración ha sido un tema determinante en la historia reciente de Puerto Rico. La ola migratoria durante la década de 2010 superó los años pico de la “Gran Migración” en la década de 1950, como resultado de la salida de casi medio millón de personas del archipiélago en esa década. En 2018, meses después del devastador golpe del huracán María, alrededor de 133.000 puertorriqueños se trasladaron a Estados Unidos, estableciendo un dramático récord en las estadísticas migratorias.

Curada por la Dra. Laura Bravo, la exposición se inauguró en febrero de 2017 en el Museo de Historia, Antropología y Arte (MHAA) de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. La muestra es el resultado de un proyecto de investigación desarrollado a lo largo de tres años, que incluyó entrevistas en video con más de 40 artistas, curadores y académicos, y un extenso catálogo impreso. La muestra sufrió un cierre temporal tras el paso del huracán María en septiembre de 2017, reabriendo en diciembre de ese año e inspirando conversaciones oportunas sobre las consecuencias de este trágico evento. El 20 de septiembre de 2022 se cumplieron los cinco años desde que María tocó tierra en Puerto Rico. Como señala Laura Bravo, “la reapertura de “Ida y vuelta” dos meses después de María permitió revisitar la exposición en el contexto de las experiencias de miles de puertorriqueños, que abandonaron la isla en circunstancias dramáticas”. No obstante, la muestra también pretende examinar cómo el arte puede formular preguntas sobre ideas globales en torno a la migración, como las identidades híbridas, las vidas móviles y la nostalgia”.

Brenda Cruz, Soy un cliché caribeño – Imagen Suministrada

Cónsono a cómo fue conceptualizada para el MHAA, la exposición está dividida temáticamente en cinco partes:

1. Una aventura arriesgada. Esta es una realidad a la que se enfrenta cualquier emigrante, independientemente de su origen geográfico, cuando se le toca decidir abandona o permanece en su país de origen. Muchos emigrantes tienden a fantasear con su destino futuro, idealizando las circunstancias en las que podría desarrollarse su viaje y estancia.

2. La crisis política, económica y social son las principales causas de la migración. Los artistas exploran este sombrío escenario al tratar de atribuir responsabilidades por el éxodo puertorriqueño, examinando consecuencias como la fuga de cerebros, la escasez de mano de obra, y la pérdida de población local.

3. Espacios intermedios entre la geografía y la memoria. La experiencia migratoria no implica el abandono de la cultura o las tradiciones. Los recuerdos familiares, la añoranza, la amistad, los objetos, la lengua materna o los orígenes geográficos reaparecen en la mente del migrante o en su destino, estando física o simbólicamente presentes en sus nuevos espacios. El transnacionalismo y las vidas bifocales son conceptos críticos de la migración que se examinan en esta exposición.

4. En constante desplazamiento. El concepto tradicional de migración como un viaje exclusivamente de ida a un destino permanente se ha transformado en los últimos años por un modelo en el que el tránsito recurrente o multidireccional entre diferentes espacios es la norma. Las vidas móviles o la migración circular son conceptos relacionados con este fenómeno.

5. Identidades desplazadas. La migración tiene consecuencias inevitables para los individuos, que pueden ser de naturaleza psicológica, física, lingüística o emocional. Al pasar de un espacio propio a otro ajeno, coexisten antiguos o nuevos hábitos o idiosincrasias. La identidad, como conjunto de características que no son fijas sino mutables y dinámicas, se transforma cuando los migrantes se enfrentan a un entorno de trabajo diferente o incluso a otro clima.

Con una amplia diversidad de medios artísticos que incluyen la pintura, la fotografía, las instalaciones y el grabado, entre otros, esta exposición reúne a un grupo multigeneracional de artistas que trabajan en la isla y en la diáspora; que viven de ida y vuelta en ciudades como Nueva York, Chicago y Filadelfia, así como fuera de Estados Unidos.

A través de la experiencia puertorriqueña, “Ida y vuelta” es una muestra oportuna que aborda uno de los temas centrales de nuestro tiempo: la migración y sus consecuencias. Dos años después de la muerte del artista Adál, esta muestra ofrece la oportunidad de examinar su relevante contribución al concepto de identidades desenfocadas y lugares intermedios a través de algunas de sus obras más reconocidas sobre el tema. Los artistas participantes en la exhibición son:

Abdiel Segarra Ríos, Adál  , Anabel Vázquez Rodríguez, Anaida Hernández, Antonio Martorell, Brenda Cruz, Carlos Ruiz Valarino, Edra Soto, John Betancourt, José Ortiz Pagán, Marta Mabel Pérez , Mónica Félix, Nayda Collazo Llorens, Norma Vila Rivero, Osvaldo Budet Meléndez, Pedro Vélez, Quintín Rivera Toro, Víctor Vázquez y Máximo Rafael Colón

Como exposición paralela también en el Taller, Preludio (Prelude) presenta una serie de veinte fotografías del artista puertorriqueño Máximo Rafael Colón, tomadas en la década de 1970 en diferentes barrios de la Ciudad de Nueva York. Estas imágenes en blanco y negro destacan las protestas protagonizadas por los puertorriqueños en defensa de sus derechos civiles, la vibrante vida callejera en el Lower East Side y Harlem, la celebración de las tradiciones culturales puertorriqueñas, así como una serie de retratos de algunas de las figuras más icónicas de este periodo.

Esta exposición incluirá un catálogo bilingüe actualizado con ensayos de Laura Bravo, Jorge Duany (Florida International University) y los artistas Quintín Rivera Toro y Brenda Cruz. Al igual que las obras de arte expuestas, los textos de esta publicación ofrecen múltiples perspectivas sobre los efectos psicológicos, económicos, sociales y políticos, entre otros, de la migración en los individuos. Se podrá ver un vídeo con entrevistas que explora las experiencias personales de reasentamiento

de los artistas y que ofrece más comentarios sobre los temas de la exposición.

Programación paralela

Mientras dure la exposición, el programa “Dos mundos, un corazón” (Two Worlds, One Heart) examinará temas emergentes y contribuirá a crear espacios de interconexión. La serie tendrá lugar de manera presencial y virtualmente con invitados de Puerto Rico y Filadelfia a través de mesas redondas con los artistas, miembros de la comunidad e invitados especiales.

Atolón: Una reflexión de esperanza a través del arte

/

Como producto de meditación nace la exhibición ATOLÓN, una serie de obras que representan la esperanza ante situaciones negativamente impactantes en Puerto Rico y en el Caribe.

La exhibición fue compuesta por el artista multidisciplinario puertorriqueño, José Ortiz Pagán. ATOLÓN  se presentará en la Galería de Arte de la Universidad del Sagrado Corazon (USC) desde este próximo viernes 27 de Agosto a las 5p.m. 

José Ortiz Pagán – Fotos Suministradas


El atolón se define como un arrecife coralino de forma anular y con una laguna interior que comunica con el mar a través de pasos estrechos. La serie de obras analiza los distintos roles que se juegan en un momento de crisis emergente.


Estratégicamente , la exhibición busca entender mecanismos de esperanza ante un futuro que se integra cada vez más en el territorio de lo impuesto. “Como parte de la idealización de las obras, busco adentrarme en la creación animista-espiritual que surge del imaginario colectivo”, comentó Ortiz-Pagan en el comunicado de prensa de la exhibición. “Empecé a jugar con esta idea del atolón y de la tierra y empecé a pensar ‘ ¿Qué pasa cuando hay una atrocidad?’ ”, dijo Ortiz Pagán en entrevista con 90 Grados. En el caso de la pandemia y el confinamiento social, explicó que el aislamiento es una atrocidad en el caribe, y lo único que lo rodea es el mar.


Un ejemplo de como se representa esta ideología en la exhibición se puede analizar en la obra Barrera. La misma se compone de tres figuras de erizos quecuelgan  en la galería, cada una con un objeto dentro. El primero es un erizo blanco, que implica su muerte, y contiene un pedazo de vinyl amarrado y relleno con agua. La pieza alude a la atrocidad del huracán María en el 2017 y el agua en el vinyl es el elemento esperanzador, además de que los erizos funcionan como especies que limpian y protegen los arrecifes de coral , una cualidad que refuerza el mensaje aún más. Expresó que aunque no estuvo en la isla para el evento atmosférico, aun así lo sintió emotivamente en la diáspora. “El agua se convierte en en ese conector de lo que está pasando aquí y allá, es lo mismo que nos aísla y es terrible pero al mismo tiempo es esa cosa que nos da vida”, expresó Ortíz Pagán.

Barrera – Foto Suministrada



El artista de una manera u otra siempre ha trabajado con temas de migración y su impacto en el ámbito sociopolítico. A través de plataformas como festivales, juegos, reuniones, objetos culturales y más, promueve herramientas para el desarrollo de la discusión comunal y el de la imaginación colectiva.

ATOLÓN cuenta con otras 6 piezas de diferentes estilos artísticos, incluyendo técnicas de instalación, dibujo, xilografía, escultura y el ready-made.

Cancer Cluster – Fotos Suministradas



 El artista ofrecerá un recorrido guiado en la Galería el miércoles 1 de septiembre a las 5:30 p. m. y una charla virtual vía Facebook de la Galería de Arte – Sagrado junto a otros invitados el miércoles 22 de septiembre a las 6:00 p. m. 
 

La exhibición estará disponible de manera presencial hasta el sábado 9 de octubre mediante reservación previa a través del correo electrónico galeriadearte@sagrado.edu. Los visitantes deben estar completamente vacunados contra el COVID-19. Asimismo, el público podrá disfrutarla en formato virtual accediendo a sagrado.edu/galeria.


“A pesar de que todo está bien difícil y que tenemos todo estos retos ¿Cómo nos empezamos a posicionar en este futuro? ¿Cómo empezamos a esperanzarnos en ese futuro?”, concluyó retóricamente el artista.