ICEHOTEL

Noche de verano en el Hotel de hielo

Este otoño, el príncipe Carl Philip Bernadotte y Oscar Kylberg diseñaron y construyeron una suite en el icónico Icehotel 365 en el norte de Suecia. Esta es la primera vez que el galardonado dúo de diseñadores asume un proyecto que consiste íntegramente en hielo y nieve.

Por fin ha llegado el invierno y pronto se abrirán las puertas del Icehotel de este año. Treinta y dos artistas de todo el mundo viajaron a Jukkasjärvi, 200 km al norte del Círculo Polar Ártico, para completar las suites de arte y las salas de hielo de este año. Dos de estos artistas son Bernadotte & Kylberg.

El dúo de diseñadores pasó un tiempo en Jukkasjärvi este otoño, donde, junto con el equipo creativo del hotel y el florista Per Benjamin, crearon su suite en Icehotel 365, el edificio del hotel durante todo el año. La suite se llama “El sueño de una noche de verano” y transporta los pensamientos de los huéspedes a un verano sueco.

“El concepto se basa en que los clientes suecos e internacionales del hotel experimentarán algo único en Suecia y nuestra herencia de una manera ligeramente diferente”, comentan Carl Philip Bernadotte y Oscar Kylberg. “Al aludir al solsticio de verano, hemos creado un momento congelado en el tiempo que los huéspedes pueden experimentar”.

Por primera vez en la historia del hotel se ha utilizado un material que no es hielo ni nieve, a saber, flores y plantas. Las flores impregnan todo el mobiliario, por ejemplo en forma de bloque de hielo alrededor de la cama con hojas de abedul y una lámpara de techo en forma de corona de flores. Todo en la habitación recuerda al solsticio de verano, una de las tradiciones más queridas de Suecia.

Le podría iteresar: Wuyuan Skywells Hotel: un retiro de paz e historia

“Nuestra ambición es poder transmitir el sentimiento escandinavo de la naturaleza y esta tradición única a nuestra manera artística”, dicen Carl Philip Bernadotte y Oscar Kylberg. “Queríamos crear un concepto que presentara la flora sueca, que estuviera disponible durante todo el año con la ayuda del hielo, la tecnología de conservación propia de la naturaleza”.

Además del arte del hielo y las flores, el dúo también ha creado una banda sonora con juegos de sonido en forma de abejas zumbantes, vientos silbantes y tocar el violín. Esto, junto con una iluminación cuidadosamente seleccionada, mejorará la experiencia de esta misteriosa noche de verano llena de mitos y leyendas.

La suite Bernadotte & Kylberg ya está abierta y se puede reservar específicamente, en el sitio web o mediante el servicio de reservas del hotel. Algunas de las ganancias de esta sala se donarán a organizaciones benéficas.