Ana Yris Guzmán

Nuestra Escuela o cómo los sueños inspiran una hazaña

/

Es realmente un fenómeno maravilloso — que algunos explicarán mediante la ciencia y otros a través de la espiritualidad — cómo los sueños del proceso onírico pueden convertirse en un objetivo a seguir y cumplir. En ese entendimiento íntimo del llamado personal se concretan ideas que, quizás, jamás hubiéramos imaginado. Siempre llega ese momento en el que nos preguntamos “¿cómo pasó?” y es la fluidez de la existencia misma quien contesta: cada uno tiene su propósito y su tiempo. Definitivamente, realizar los sueños de buena voluntad y virtud es un llamado que tenemos todos porque no solo se materializa el anhelo propio sino que se gesta una aspiración colectiva, social. Continuar Leyendo