El Potencial De Las Industrias Creativas De Puerto Rico: Entrevista con Dyanis De Jesús

//

¿A qué te dedicas profesionalmente y cuál es tu formación profesional

Estudié periodismo en la escuela de comunicación pública de la UPR. Mi carrera profesional inició en el mundo editorial con la revista Noctámbulo; una publicación muy importante para las industrias creativas en Puerto Rico. Mas adelante, me trasladé al mundo de la publicidad. Gracias a esa experiencia se me abrieron oportunidades para trabajar a nivel internacional. Trabajé en Leo Burnett, una agencia global ubicada en Chicago, hasta llegar a sus oficinas de Italia. Cuando conseguí una oportunidad para trabajar en Nueva York, decidí volver a la academia para hacer mi maestría en negocios; siempre tuve el germen empresarial. Entré a un programa de emprendimiento de negocios, un tipo de MBA para creativos, en el Pratt Institute de Nueva York.

Durante ese proceso de maestría, reconecto con unos colegas de Puerto Rico con los cuales empiezo a tener conversaciones sobre economía creativa. Ese intercambio de ideas me lleva a enfocar mi tesis de maestría en la generación de estrategias para economías creativas sostenibles. Todo ese trabajo fue muy importante, porque a raíz de mis estudios, y de las conversaciones que tuve con mi socio de Puerto Rico Creativo, Ricardo Burgos, surgió esta iniciativa.

¿Qué es Puerto Rico Creativo?

En Puerto Rico las industrias creativas se han manejado con independencia de un plan de desarrollo económico. En Puerto Rico Creativo queremos servir de enlace entre ambos sectores para que haya un mayor entendimiento. El proyecto ha morfado a través de los años; empezamos dando mucha promoción, hablando, trayendo gente a la mesa, pero también generando unos proyectos bien puntuales para entidades como el Municipio de San Juan, el Fideicomiso de Ciencias, Tecnología e Investigación y el gobierno central.

Estas pequeñas iniciativas estratégicas nos dieron a conocer en el ecosistema, y logramos promover un entendimiento sobre este tema. Hemos publicado dos libros que nos ayudaron a posicionarnos como una plataforma de trabajo consistente que busca seguir atando cabos en la industria.

 ¿Qué es la economía creativa?

Hay una definición de las Naciones Unidas que me gusta mucho: “La economía creativa es cualquier actividad económica que produzca productos simbólicos que dependen mayormente de la propiedad intelectual y que tienen el potencial de llegarle a un mercado amplio”. Estas economías están basadas en industrias creativas que incluyen profesionales del diseño, las artes, los medios de comunicación, los servicios creativos y todos sus subsectores.

En muchos países, como Reino Unido y Estados Unidos, estas economías creativas son más robustas porque han podido crear estrategias bien cohesivas y redondas. En países latinoamericanos y caribeños, como nosotros, todavía no lo hemos logrado. Aunque tenemos una riqueza creativa y cultural increíble, no hemos establecido las condiciones necesarias para que se genere la prosperidad e innovación que buscamos.

¿Por qué te enfocas en Puerto Rico para desarrollar este proyecto?

Tengo un compromiso bien fuerte con mi país. Mucha gente se va, encuentran oportunidades maravillosas de trabajo, y no regresan. Siempre he querido volver a mi isla; he dado la vuelta completa: estuve por Chicago, Europa, San Francisco y ahora estoy en Miami. Eso responde a una conexión profunda que tengo con mi país. Me queda súper claro el potencial que tenemos en Puerto Rico. Creo que tengo mucho que aportar, y por eso tengo un compromiso personal con la isla.

¿Por qué te especializas en el sector creativo?

Las industrias creativas en Puerto Rico están operando a un nivel bien básico, y veo que tienen mucho más potencial. Nuestro sector creativo no solo puede ayudarnos a despuntar nuestra economía, sino también a crear una industria en donde no tengamos que depender de recursos del extranjero. Podemos potenciar nuestras oportunidades de retención, y traer de vuelta nuestro talento a Puerto Rico.

¿Qué has descubierto acerca de la economía y las industrias creativas aquí en Puerto Rico?

La economía creativa no se puede atender desde una dimensión, porque está compuesta por sectores bien diversos con necesidades bien particulares. Muchos artistas ya tienen estructuras sin fines de lucro u otro tipo de gestión cultural; en Puerto Rico este modelo se entiende bastante bien. Pero cuando estamos hablando de otros sectores, como el de los videojuegos, ellos requieren otro tipo de infraestructuras, como una empresa que los contrate para que puedan empezar a ganar experiencia.

El tema de las industrias creativas empezó a tomar muchas formas a partir del emprendimiento creativo; que sigue siendo importante, pero no les atañe a todas las industrias creativas. Los profesionales del mundo del diseño y de los medios de comunicación empezaron a pensarse a sí mismos como freelancers o pequeños negocios. Eso está bien, pero no todos van a caer bajo ese esquema ni todos deben sentirse que tienen que operar de esa forma. Estamos en un momento de balancear la ecuación y de evaluar qué se ha podido atender hasta ahora. Hemos despertado el interés en el modelo de emprendimiento creativo, pero también tenemos que atender la profesionalización y la evolución de la industria local.

Tenemos que mirar la economía y las industrias creativas en todas sus dimensiones; desde la parte del emprendimiento hasta la profesionalización, exportación y reciprocidad entre las industrias creativas. Esto lo vemos, por ejemplo, en la interconexión entre las industrias el diseño gráfico, el cine, las artes y la publicidad.

Los países que han sido exitosos han establecido estrategias; eso significa que tienen prioridades. No podemos a atender todas las industrias a la vez ni podemos crear programas genéricos. Muchas de estas estrategias requieren priorización y planes de corto y largo plazo para realmente poder tener un impacto.

 ¿Cuál es el objetivo de las organizaciones que estudian las industrias creativas en Puerto Rico?

Los pocos que estamos trabajando este tema tratamos de descifrar una estrategia. Se han hecho varios estudios e iniciativas a través de los años; yo los recopilo y los resumo en mi primer libro. El otro objetivo es apoyar a los profesionales y la industria local. Ahora mismo, buscamos una mejor inserción estratégica entre el talento de las industrias creativas con otros sectores profesionales. Por ejemplo, las personas de los medios de comunicación pueden ser un recurso importante para una empresa de salud o de cualquier otro sector que requiera comunicación estratégica. Ese tipo de conexión que pretende robustecer la industria local es gran parte de la narrativa de la segunda edición de nuestro libro.

¿Cómo las industrias creativas pueden impactar el desarrollo económico de Puerto Rico?

Aquí es que entramos más claramente en el contenido del libro y en gran parte de nuestra propuesta. El impacto lo podemos ver, por ejemplo, con el diseño. En un mundo de rápida evolución y transformación en donde la innovación es el tema del momento, el diseño ha cobrado un foco bien grande. Todos los profesionales creativos que tienen que ver con medios digitales o con el desarrollo de herramientas de innovación son altamente estratégicos para esta ecuación.

Estas personas son las que traemos a la mesa para descifrar los principales problemas de negocios. No obstante, para que eso suceda, no solamente necesitamos tener al creativo disponible en el país, sino también educarnos correctamente. Las empresas también tienen que estar listas para trabajar con esos creativos; esa es la ecuación que estamos planteando en esta publicación. La empresa debe entender cómo el talento creativo puede entrar de maneras estratégicas en los negocios. Ser un buen diseñador gráfico no es suficiente; tienes que pensarte como un aliado estratégico de tu socio de negocios.

Si las empresas locales adoptan y entiende esta integración, van a despuntar la evolución de la industria local; van a generar más espacio de crecimiento para que los profesionales creativos se desarrollen en Puerto Rico y para que los que están afuera puedan regresar.

¿De qué carecen las industrias creativas en la actualidad?

Cada industria tiene unas necesidades bien particulares. La dirección en que las guiemos va a redundar en ese impacto económico que estamos buscando para el país; tenemos que identificar cuáles son las prioridades.

Por ejemplo, dentro de lo que está pasando a nivel de desarrollo económico, estamos viendo una gran oportunidad para fortalecer todas las ramas del diseño: diseño de experiencias de usuarios, diseños de aplicaciones y medios digitales, manejo de medios, storytelling y desarrollo de contenidos. Esas son las áreas más obvias y latentes. La inserción estratégica del diseño debe dirigirse a crear soluciones. Por ejemplo, si tienes un servicio de banca y te tienes que reinventar como negocio, una persona con herramientas de diseño, como design thinking o métodos de diseño, puede ser tu aliado para entender las estrategias que te ayuden a crear soluciones más efectivas. No tiene que ser algo tan obvio como la creación de una aplicación; puede ser una experiencia de servicio al cliente.

En Puerto Rico Creativo le estamos dando prioridad al diseño; particularmente, las áreas de diseño y medios digitales, que son las que más pueden beneficiar y desarrollarse en Puerto Rico de muchas maneras.

¿Cuáles son los proyectos futuros de Puerto Rico Creativo?

Nuestra prioridad este año es la diseminación y la masificación nuestra investigación; queremos que esto le llegue a más gente. También estamos dándole forma a una agenda educativa para apoyar, no solamente el desarrollo de los profesionales creativos, sino también a que los empresarios entiendan cómo pueden adoptar estas estrategias de colaboración con los profesionales creativos.

Hemos tenido varios esfuerzos de comunidad a través de los años con distintos nombres. Uno de los últimos se llama Círculos Creativos; en donde realizamos pequeños eventos donde se fomenta que la comunidad de profesionales creativos se sienta como un grupo y sepan que no están solos. En estas actividades podemos tomarles el pulso, entender qué les hace falta, cómo los inspiramos y cómo los motivamos. Recientemente, hicimos una presentación para los profesionales creativos en el MADMi, y la actividad fue un exitazo. Estuvo llena a capacidad, y hubo mucho entusiasmo. Desde esa experiencia, se han generado unas cenas mensuales entre la comunidad de diseñadores que han logrado cobrar vida propia bajo el nombre de Design Dinners.

¿Quieres aprender más sobre Puerto Rico Creativo?

¡Visita su página oficial y descarga gratis la más reciente publicación de Dyanis de Jesús!

Puerto Rico Creativo es una plataforma de trabajo cofundada en colaboración con Ricardo Burgos, con el apoyo del Fideicomiso para Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico.

puertoricocreativo.com

Historia Anterior

Festival Casals 2024 anuncia su espectacular programación

Próxima Historia

AIAPR con nuevo presidente para el 2024

Recientes de Arte