Regresa la Transfiguración al Museo Nacional del Prado

Esta obra, encargada a Giulio Romano y Gianfrancesco Penni a partir del original de Rafael que se conserva en los Museos Vaticanos, ha sido sometida a una restauración integral que ha afectado tanto al soporte como a la capa pictórica y al marco, y que ha contado con la colaboración de la Fundación Iberdrola España, miembro Protector del Programa de Restauración del Museo Nacional del Prado.

Se trata de la pintura sobre tabla más grande de la colección (4,02 x 2,67 m.) y la más pesada, 550 kg. (300 kg. la tabla y 250 kg. el marco).

Según destaca el Museo, la Transfiguración es la pintura de altar más ambiciosa de Rafael. Incluso incluye un episodio que no forma parte de este pasaje bíblico: el fracaso del Apóstol en exorcizar a un hombre poseído.

Esto permitió al pintor emprender una exposición de estados físicos y anímichttps://www.youtube.com/watch?v=gHp3n-i-2EUos que pretendía superar los representados por Piombo. La presente copia difiere del original de Rafael, no solo en calidad, sino también en detalles específicos. Cristo, Elías y Moisés aparecen envueltos en un aura y los árboles de la izquierda han desaparecido. También hay una notable atenuación del claroscuro.

En la colocación de la obra, en la que se han invertido más de 8 horas, han participado una decena de especialistas en el montaje de obras de arte del Museo con la asistencia de los técnicos de Conservación y Restauración.

Conoce más en museodelprado.es

 

Historia Anterior

Arte interactivo inicia conversación sobre el aumento del nivel del mar

Próxima Historia

Celebran mes de la Arquitectura Paisajista

Recientes de Arte