Una intervención afín con la naturaleza

Como una firma de arquitectura que cree que los méritos estéticos pueden formular una nueva calidad de vida,  Atrium creó un puente peatonal en Almaty, en la República de Kazajistán, para unir dos áreas verdes.

Este proyecto reinventa la tipología del puente como espacio tanto de transición como de recreo. Su ideología y diseño simbolizan el desarrollo de Almaty como una ciudad verde innovadora respetando sus tradiciones y ciudadanos.

Diseño por Atrium – Imagen Suministrada

El puente se convierte en un enlace entre el jardín botánico y el Parque Sunkar, que cuenta con un salto de esquí. Junto con una ruta directa y utilitaria, se ha trazado un camino sinuoso a lo largo del puente, una variabilidad que permite a los peatones diversificar sus experiencias espaciales.

Diseño por Atrium – Imagen Suministrada

El lenguaje visual está inspirado en la identidad nacional. La silueta del puente hace referencia a los ornamentos kazajos: su carácter ornamentado se materializa en el trazado de los caminos principales y las rampas adicionales.

A ambos lados, frente al puente, el paisajismo se plantea como transición de una zona verde a otra. Desde el jardín botánico, los visitantes ingresan a una colina con una plataforma de observación y espacios para eventos. Esta es una composición espacial de varios niveles, cuidadosamente integrada en el relieve. En esta parte del proyecto, el concepto de dos caminos continúa con una escalera que se puede subir rápidamente y una rampa larga con una inclinación de 5 grados. La elevación total a lo largo de la ruta es de 30 metros.

El proyecto implica una mínima interferencia con el paisaje. Este principio no solo permite que el puente se integre con delicadeza en las zonas verdes, sino que también hace más práctica su implementación. Los soportes se utilizan como tina para las plantas y juntos imitan varias zonas naturales de Kazajstán. La profundidad del suelo permite la plantación de árboles con extensos sistemas de raíces. Debido a la vegetación, en combinación con las plataformas de observación, el puente adquiere una silueta expresiva y se transforma en un lugar simbólico.

Conoce más sobre la firma de arquitectura Atrium en atriumarchitecture.com

Fuente: V2Newswire

Historia Anterior

Nueva galería de arte en la sede del ICP

Próxima Historia

Margarita Vincenty exhibe “Common Wealth Rare Poverty”

Recientes de Arquitectura