Edwina González: Abriendo Paso Al Diseño

/

Edwina González es una experimentada arquitecta y diseñadora de interiores , con más de 25 años de carrera profesional en el campo del diseño, especializada en la integración holística entre ambas disciplinas creativas para fomentar la excelencia en la ejecución de proyectos.

¿Has encontrado obstáculos ejerciendo una profesión que ha estado históricamente dominada por hombres?

He encontrado muchos obstáculos desde el comienzo. Mi historia comienza desde que solicité admisión a la escuela de arquitectura 30 años atrás. En aquel tiempo las mujeres no eran la constante; se pensaba que estaban allí simplemente buscando marido. Tuve que solicitar hasta tres veces…Mi apellido es Edwina González “Persistencia”. La primera vez no tenía las notas para poder entrar. En la segunda ocasión estaba embarazada de mi primer hijo. Ya había estudiado diseño de interiores, tenía 4 puntos de promedio y un portafolio espectacular, pero tenía una barriga de 5 meses de embarazo por lo cual me denegaron la entrada. En el próximo año regresé, y me aceptaron con las mismas notas y el mismo portafolio. Ese ha sido el pie forzado en toda mi historia.

¿Nos puedes compartir una experiencia en donde hayas vivido algún tipo de discrimen en tu profesión?

Les puedo compartir muchas…Es a diario. Típicamente, el discrimen por parte de los contratistas que piensan que, si eres mujer, ellos saben más que tú. Esto no es cuestión de quien sabe más que nadie. Cada uno tenemos talentos diferentes y, en realidad, se supone que unamos todos esos talentos para que el proyecto sea exitoso.

¿Te has enfrentado a prejuicios durante tu carrera profesional?

Siempre han dicho que soy una persona con un ego muy grande, lo cual no es cierto. Simplemente, si tú mismo no te das seguridad, nadie te la va a dar. Esta es una carrera complicada en donde estamos trabajando con mucho dinero y expectativas por parte de los clientes. Estás trabajando con contratistas que no necesariamente entienden tus propuestas. El mercado en Puerto Rico está muy poco educado en cuanto al mundo del diseño. Cuando quieres innovar, te conviertes en una persona difícil, porque sacas a los demás de su zona de confort.

¿Cuál es la injusticia más grande contra la que has luchado en tu profesión?

Que la gente prejuzgue cómo soy, cuando realmente lo que yo estoy buscando es que vivan en un espacio espectacular. Tú no logras la perfección si no eres una persona persistente y estás encima de la gente.

¿Crees que en la actualidad hay más oportunidades para que las mujeres ejerzan la profesión de la arquitectura en Puerto Rico?

Definitivamente, hay muchas más oportunidades; este es un mundo distinto a cuando yo comencé. Hoy en día la mayoría de la matrícula son mujeres. Lo veo en mis clases en la UPR y lo veía cuando enseñaba en la San Juan School of Design.

¿Hacia dónde vislumbras que se dirige la industria de la arquitectura en Puerto Rico?

A mi entender, aquí hay mucho dinero para invertir en los proyectos, pero poca educación en el aspecto del diseño. La mayoría de las personas no saben lo que es un arquitecto ni un ingeniero. Vivo en un constante proceso de educación, porque cuando le explicas bien a las personas, ellos entienden y corrigen el curso del proyecto.

¿De qué carece la arquitectura en Puerto Rico?

Carecemos de educación…La gente no sabe lo que es arquitectura. Le preguntas a los arquitectos qué es arquitectura, y no te saben responder. Esta carencia empieza desde la escuela; desde la formación de nosotros mismos.

¿Cómo podemos comenzar a educar al ciudadano acerca de la importancia de la arquitectura para su bienestar general?

Si el maestro no está capacitado para formar al estudiante, es como si un ciego guiase a otro ciego. Sin la consciencia de que algo anda mal, y si tú mismo no empiezas a auto educarte, no tenemos ni idea de los problemas que tienen los maestros que nos están enseñando. Tuve la suerte de tener buenos profesores que me enseñaron la poesía, la retícula y los fundamentos del diseño.

¿Cómo afecta la arquitectura al bienestar físico y psicológico del ser humano?

En absolutamente todo. La neuro arquitectura, un término recientemente acuñado, es algo en lo que educo a mis clientes para que desarrollen consciencia sobre este tema. El estado en que se encuentra el entorno en que vives afecta todos los aspectos de tu bienestar general. Un entorno sucio y desorganizado te puede impactar de forma negativa. Mantener cosas básicas como la limpieza, la ventilación, el acceso a la naturaleza y la iluminación natural, produce una mejoría.

¿Cómo las tecnologías emergentes -inteligencia artificial, nuevos programas de diseño- impactarán la profesión de la arquitectura durante los próximos años?

El impacto será tanto positivo como negativo. Ayer estaba hablando de este tema con una estudiante de arquitectura, y le explicaba que yo usaba el rapidógrafo, pero le decía que su generación pueden hacerlo todo más rápido en la computadora. En este sentido, es cierto que la tecnología te ayuda a ahorrar tiempo, pero también pude ver una baja en la calidad del diseño de mis estudiantes. No se puede perder el trabajo hecho a mano, porque la mano es la que te ayuda a pensar.

¿Cuáles consejos tienes para las nuevas generaciones de arquitectos?

Que traten de ser personas auténticas y genuinas. Que se eduquen y le pongan ganas a mejorar Puerto Rico, porque esta es una isla bien bonita, que está bien feíta. La calidad mental de las personas está bien mancillada, porque tú te reflejas en el entorno en que vives.

Edwina González es la presidenta de E.go Design Studio, una firma de arquitectura y diseño de interiores ubicada en San Juan, en donde, además de trabajar en sus proyectos profesionales, se dedica a la divulgación popular de temas de arquitectura en sus plataformas de redes sociales.  

 

Historia Anterior

Annelisse Molini: El Arte No Es Un Lujo

Próxima Historia

Mayra Santos-Febres: Reescribiendo Nuestra Historia (Primera Parte)

Recientes de Arquitectura