Oak Pass House: una morada entre los árboles

en Arquitectura/Interiorismo por

Si algo enamoró tanto a los diseñadores como a los propietarios de esta casa fueron los árboles. En esta propiedad californiana se ubican sobre 130 encinos de la costa o encinos de California (Quercus agrifolia) protegidos en la ladera de una colina con vista a un cañón. Esa sensación de estar sentado bajo los árboles contemplando el paisaje fue el motor e inspiración del diseño de esta residencia. Para lograrlo, los diseñadores de la firma Walker Workshop decidieron “enterrar” la casa en la colina dejando solo un pabellón de un nivel sobre el nivel del suelo. 

Foto: Joe Fletcher

El pabellón minimalista contiene la cocina, la sala y el comedor, mientras que en los niveles inferiores, enclavados en la colina, se ubican los dormitorios. La estructura de concreto permite voladizos más largos disminuyendo así las columnas o muros que pudiesen obstruir la vista libre al paisaje desde el interior, dándole así una inherente ligereza visual. Así, no solo están bien iluminados los interiores con luz natural, sino que da la impresión de una conexión continua e ininterrumpida entre los espacios internos y externos.

Foto: Joe Fletcher

Casi todo el nivel inferior tiene un techo verde, lo que contribuye a dar la ilusión de una casa pequeña — a pesar de sus 8,000 pies cuadrados — completamente integrada con el paisaje. Una piscina infinity de 75 pies de largo en el borde de la residencia refleja los árboles circundantes, extendiendo con su reflejo las imágenes de árboles que se pueden apreciar desde el interior de la casa.

www.walkerworkshop.com

Foto: Joe Fletcher
Foto: Joe Fletcher
Foto: Joe Fletcher
Foto: Joe Fletcher
Foto: Joe Fletcher
Foto: Joe Fletcher
Foto: Joe Fletcher
Foto: Joe Fletcher
Foto: Joe Fletcher
Foto: Joe Fletcher
Foto: Joe Fletcher
Foto: Joe Fletcher