El pasado y el futuro se mudan a Vallirana 47

en Arquitectura/Interiorismo por

En momentos donde la convivencia de nuestros espacios está tomando un giro más profundo, la firma arquitectónica catalana vora (*con minúscula), anuncia que su proyecto más Vallirana 47 fue reconocido con el premio Frame 2020 al Mejor apartamento pequeño del año.

Foto: Adrià Goula
Foto: Adrià Goula

Vallirana 47 es un edificio de vivienda construido en 1923 en Barcelona. Su valor recae en el sentido de continuidad de esa época. Es por ello, que la remodelación del edificio se hizo respetando los elementos originales que hoy en día son difíciles de encontrar, como pisos de mosaico hidráulico, molduras de escalona en los techos, y puertas y ventanas de madera pintada.

Foto: Adrià Goula
Foto: Adrià Goula

Para encontrar el maridaje entre lo antiguo con lo moderno, vora recicló muchos materiales y elementos del mismo edificio. Añadieron azulejos esmaltados y recusaron patrones gráficos extraídos del edificio.

Foto: Adrià Goula
Foto: Adrià Goula
Foto: Adrià Goula

Pere Buil, fundador de la firma arquitectónica y encargado del diseño del proyecto, nos explica: «Estimulados por la idea de intervención de conservación y preservación, dimos un paso más allá en las estrategias de aprovechamiento y transformación de preexistencias ensayadas en nuestras obras anteriores, llevando la actuación a un nivel de hibridación entre lo nuevo y lo viejo al que no habíamos llegado nunca antes. Actuamos con la identidad del edificio de manera continuista y disruptiva, con una actitud respetuosa y a la vez lúdica». Con esta misión no sorprende que vora se haya convertido en la firma arquitectónica catalana más reconocida actualmente. Enhorabuena.

Tags: