El Centro de Vida Judía en Drexel University inspira comunidad y luz

en Arquitectura/Interiorismo por

El Centro para la Vida Judía de Drexel University, diseñada por Stanley Saitowitz | Natoma Architects, ganó un Premio de Honor de Diseño del Instituto Americano de Arquitectos, Capítulo de San Francisco.

La Casa Hillel de Drexel University está envuelta en ladrillo rojo local como una tela texturizada drapeada sobre una menorá que se extiende a la calle. El edificio cuadrado tiene muros laterales gruesos que contienen servicios y cuatro columnas centrales que estructuran el centro, frente y dorso. Para Stanley Saitowitz | Natoma Architects, la arquitectura puede jugar un rol en formar cómo experimentamos el entorno construido.

La estructura está organizada en cuatro niveles interconectados:

Apoyo (Servicios)

El sótano contiene las cocinas, almacén y áreas mecánicas.

Foto: Richard Barnes
Acción (Comunidad)

El nivel de la calle está dedicado a la vida cotidiana, a reunirse y hablar, sentarse alrededor de una fogata, encontrarse y comer en la parte de atrás que abre al jardín.

Foto: Richard Barnes

En el centro, conectando con el segundo piso, hay una escalera, anfiteatro, auditorio con un balcón que lo ve desde arriba. Este patio interior multinivel es un espacio multiusos en el corazón del edificio, el eje de todo.

Foto: Richard Barnes
Formación (Aprendizaje)

El segundo piso es para actividades enfocadas, oficinas para planificación y organización, salones para estudio en silencio y discusión, lugares para grupos y reuniones, espacios para la exploración y el aprendizaje.

Foto: Richard Barnes
Culto (Divinidad)

El último piso es el lugar de culto, el piso del Shabbat, el nivel de santidad. Las tres reuniones de oración, conservador, ortodoxo y reforma están conectados con un espacio central que abre a la apertura circular, una cúpula ausente al cielo. Esta es la única vista a la ciudad libre de los trabajos del hombre. Este santuario ausente es lo que es común y conecta las tres ramas de culto en la fe compartida. El salón más grande sirve también de biblioteca o Beit Midrash, la Casa de Aprendizaje.

Foto: Richard Barnes

Durante el día, la luz se refleja en los ladrillos entretejidos; por la noche, la luz brilla desde adentro. Este es un espacio para crear una comunidad continua de valores tradicionales a través de la reunión, el aprendizaje y la ceremonia. Es un lugar para encontrarse y emanar luz.

www.saitowitz.com

Foto: Stanley Saitowitz
Foto: Richard Barnes
Foto: Stanley Saitowitz
Foto: Stanley Saitowitz
Foto: Stanley Saitowitz