Casa Yad se abre al patio

en Arquitectura/Interiorismo por

El diseño arquitectónico no solo complace los gustos de un propietario, sino que resuelven los problemas del espacio. Vivo ejemplo de esto es la Casa Yad en Barcelona. La firma GOKOStudio fue comisionado para desarrollar esta vivienda. Tomando en consideración el estilo de vida de los dueños, la localización de la casa y los retos de altura que tenía la propiedad, lograron maximizar el espacio para crear un ambiente propicio.

Lo que más esfuerzo demandó para llevar a cabo el proyecto pretendido fue que la especialidad deseada no concordaba con la casa heredada. La casa construida durante los años ochenta, tenía solamente 8 pies de altura. Esto obligó a un encaje perfecto en la distribución de baños y la definición de las instalaciones con el objetivo de no bajar los techos ni un solo centímetro.

Con una planta baja que abre toda hacia el jardín trasero, el comedor, sala y cocina son continuos y se diferencian entre sí por un selectivo cambio de materiales entre mueblería y pavimentación. Los techos de madera fueron conservados y y se logró ampliar la altura con la entrada de luz solar. Los retos del diseño original pudieron ser resueltos de manera efectiva respetando el trabajo y los cimientos del que estuvo antes.

Foto: Valentin Hincû
Foto: Valentin Hincû
Foto: Valentin Hincû
Foto: Valentin Hincû
Foto: Valentin Hincû
Foto: Valentin Hincû
Foto: Valentin Hincû
Foto: Valentin Hincû
Foto: Valentin Hincû
Foto: Valentin Hincû
Foto: Valentin Hincû
Foto: Valentin Hincû
Foto: Valentin Hincû
Foto: Valentin Hincû
Foto: Valentin Hincû