TABLOIDE DIGITAL DE DISEÑO

Jesús Gómez entreteje su filosofía, su historia familiar y la del planeta

en Diseño/Entrevistas por

Mi primer encuentro con el diseñador y artista, Jesús Manuel Gómez, fue frente a un labrado portón de hierro de un edificio del siglo XIX en el Viejo San Juan. Jesús me guió por un oscuro pasillo de techos altísimos como un túnel. Ascendimos por anchos escalones de terrazo antiguo y la única luz que nos iluminaba era la que se colaba por el vitral ovalado en lo alto de la escalinata. Entramos por una puerta a un amplio espacio luminoso de paredes blancas. Llegamos a su hogar y taller, NO TIRE reusa, el purgatorio donde el material rescatado que colecta cobra nueva vida.

Allí conocí a la fotógrafa y arquitecta Raquel Pérez Puig, quien estaba editando unas fotos. Nuestra entrevista se ve interrumpida por un ruido ensordecedor. El Escuadrón de Demostración Aérea de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, los Thunderbirds, realizaban sus prácticas para el show de acrobacia aérea que realizarían unos días más tarde. Subimos hasta la azotea para verlos.

Desde ahí se veían los carros transitar por la Calle Fortaleza, los barcos traer carga al puerto en la Bahía de San Juan y los aviones hacer piruetas sobre la pequeña ciudad histórica. Bajo el brillante sol tropical me vi rodeada por todo tipo de tránsito conocido: marítimo, aéreo y terrestre. Cuando terminó el ruido y el espectáculo, Jesús mira al suelo y comienza a recoger botellas de plástico tiradas por el piso. Se oye risas de niños desde una escuelita contigua. Allá se asoma y les pregunta: “¿Estas botellas son de ustedes?”. Uno de los chicos acepta su pecado. “Es que tapan los desagües, se inunda la azotea y el agua corre por las escaleras a los apartamentos”. Crear conciencia de que un minúsculo acto tiene grandes consecuencias es su eterna lucha. La vida es una rueda.

Las huellas que deja Jesús son de llantas. Utiliza la goma del interior de los neumáticos, partes de autos, botes o aviones como materia prima en su incansable búsqueda de mantener transitando un material que terminó su vida vehicular. Esa exploración del ciclo de la vida de las piezas de goma desde que se fabrican hasta que se desechan se ha vuelto en su obsesión y su mayor mensaje: la ley universal de causa y efecto. “La tierra te devuelve lo que le das”, le decía su papá, quien es es agricultor. Sus tíos son camioneros y su madre “toda la vida ha tejido”. La historia de su familia está intrínsecamente entretejida en sus creaciones. Fue su padre quien le enseñó el amor y el respeto por la naturaleza.

Su serie de carteras tipo clutch y collares bailan entre líneas geométricas y formas orgánicas. “¿Ves esa mata de parcha que está ahí? Mira las hojas”, me dice señalando un tiesto en su balcón. “Es esta que está aquí”. Y me muestra la hoja de parcha en goma sobre su mesa de trabajo. Esa hoja es parte de un accesorio tipo lariat que puede servir como collar o cinturón y que forma parte de lo que mostrará en Changing Room Puerto Rico. “Ese material vino por vía marítima y, si no lo uso, termina enterrado”, señala. Aquella goma, cuya vida útil vio su fin, ahora puede seguir transitando, esta vez sobre el cuerpo de una persona. Jesús la resucita y le da nueva vida.

Es un material que por su naturaleza es rústico, de equipo pesado, de camiones, imagínate. Que lo lleve una mujer, una figura femenina, le da otro aire que se convierte en algo estético.

Es evidente cuando une y separa el diseño del arte, pero su mensaje es constante. Su exhibición en el Museo de Arte de Puerto Rico con su instalación interactiva, Trammel, constó de 20,000 pies lineales de cámaras de neumáticos de equipo pesado extraídos y tejidos a mano simulando una red de pesca con esculturas de goma en forma de corales de un arrecife. Las personas al pasar parecían estar atrapadas en la red. Ese proyecto le inspiró a seguir explorando el tejido con el inusual material que usa. Ahora esas redes se enredan en el cuerpo de una mujer siguiendo su silueta sensual.

“Estoy explorando más ese tipo de trabajo convirtiendo la llanta en un hilo grueso en vez de una forma grande, excepto por las carteras. Entonces, las piezas son accesorios, con esa estética de hilachas o flecos. Así son los collares y las piezas que son más para poner en el cuerpo con entretejidos y nudos”. Me muestra una pieza que parece un chaleco al revés. “Esta pieza está calada a mano. Tiene esta parte que parece una espina dorsal que corre por la parte de atrás del cuerpo. Es el concepto de una armadura”. Luego me muestra una capa tejida sobre un maniquí que está en proceso. “Estoy ahora trabajando el material más como fibra. Estoy experimentando para salir de hacer cosas tan sólidas y hacer algo más maleable. Es un reto también porque tengo que cortar todo esto a mano pero vale la pena el experimento”. Le comento: “Es como si estuvieras creando tu propio textil”, a lo que me contesta: “Correcto es como utilizar el material como un hilo”.

Me enseña unas fotos de un impresionante vestido que está haciendo completamente tejido con la goma del interior de neumáticos. Lo veo y digo: “Wow! Se ve bien avant-garde”. Y me dice: “Sí, tiene algo avant-garde, tiene fuerza, se ve medio dark. Tiene varias lecturas pero es bien interesante porque es un material que por su naturaleza es rústico, ¿no?, de equipo pesado, de camiones, imagínate. Entonces que lo lleve una mujer, una figura femenina, le da otro aire que se convierte en algo estético. Usualmente lo confunden con cuero pero tiene una textura y un brillo bien peculiar. Obviamente, cuando lo tocas y ves que es elástico, te das cuenta de que no es piel. Básicamente estoy buscando eso, que el cuerpo se cubra más con esas mallas, que el cuerpo esté contenido por esa materia. Y tratando que, a su vez, sea liviano visualmente. Tiene mucho detalle”.

Es ese material que el humano crea para moverse por el mundo y que termina contaminando la tierra y el agua de las que nos alimentamos el que Jesús rescata para que quede impregnado sobre la piel de quien lo lleva. Hay algo de poesía de sacar eso que mata a la Madre Naturaleza para vestir a una mujer. Lo que queremos atrapar nos atrapa. Es el recordatorio implícito de que cosechamos lo que desechamos.

Jesús Gómez de No Tire Reusa es uno de los diseñadores locales invitados a participar en Changing Room Puerto Rico el próximo 22 de octubre en el Hotel Tryp by Wyndham de Isla Verde. Desde 2006, Changing Room se lleva a cabo en Barcelona para mostrar lo mejor de la moda independiente europea. Por un día, diseñadores de moda, joyería y accesorios presentan sus propuestas en las habitaciones de un hotel, que se transforman en pop-up stores. Los artículos pueden ser adquiridos por los visitantes directamente del diseñador. Con el interés de expandirse al continente americano, Changing Room se presenta por primera vez en Puerto Rico con diseñadores de Europa, América y Puerto Rico.

www.changingroom.org

www.notirereusa.format.com

foto-raquel-perez-puig-escaleras-taller-jesus-gomez-no-tire
“Jesús me guió por un oscuro pasillo de techos altísimos como un túnel. Ascendimos por anchos escalones de terrazo antiguo y la única luz que nos iluminaba era la que se colaba por el vitral ovalado en lo alto de la escalinata”. Foto: Raquel Pérez Puig
Instalación "Trammel" por Jesús Manuel Gómez. Beca Lexus para artistas 2014 /2015. Museo de Arte de Puerto Rico. Foto: Raquel Pérez Puig
Instalación “Trammel” por Jesús Manuel Gómez. Beca Lexus para artistas 2014 /2015. Museo de Arte de Puerto Rico. Foto: Raquel Pérez Puig
Detalle de instalación "Trammel" por Jesús Manuel Gómez. Beca Lexus para artistas 2014 /2015. Museo de Arte de Puerto Rico. Foto: Raquel Pérez Puig
Detalle de instalación “Trammel” por Jesús Manuel Gómez. Beca Lexus para artistas 2014 /2015. Museo de Arte de Puerto Rico. Foto: Raquel Pérez Puig
Diseño: NO TIRE reusa por Jesús Manuel Gómez. Foto: Raquel Pérez Puig
Diseño: NO TIRE reusa por Jesús Manuel Gómez. Foto: Raquel Pérez Puig
Jesús Manuel Gómez, artista, diseñador y creador de NO TIRE reusa. Foto: Raquel Pérez Puig
Jesús Manuel Gómez, artista, diseñador y creador de NO TIRE reusa. Foto: Raquel Pérez Puig

Recientes de Diseño

¿Te gustó este artículo? ¡Compartelo!

Comparte nuestra pasión por el diseño con tus amigos.
TENDENCIAS 2017
Descarga ahora GRATIS nuestro reporte de las tendencias que marcarán el 2017 y 
recibe nuestro dossier con las historias más leídas del 2016.
DESCARGAR
Select Language
Ir Arriba