IN 2 y los espejismos arquitectónicos de Jean Verville

en Arquitectura/Arte/Diseño/Interiorismo por

La línea divisoria entre disciplinas artísticas cada vez es más borrosa. Actualmente se ven nuevos proyectos y propuestas que lo ponen en evidencia. El arquitecto Jean Verville demuestra la variedad de esta unión de disciplinas en intervenciones arquitectónicas cambiando la experiencia del usuario a experimentación espacial y pictórica en donde la percepción sensorial debe transgredir los límites físicos del espacio para favorecer la abstracción ilusoria de la forma y producir una arquitectura que aparenta estar libre de función y materialidad. Este año, el arquitecto Jean Verville creó en IN 1 2 3 tres instalaciones que combinan el arte, la arquitectura y la domesticidad. Estos retratos íntimos presentan universos que transponen las personalidades de sus ocupantes, mientras que ilustran sus colaboraciones de movimiento con el diseñador. El arquitecto infiltra sus instalaciones con propuestas fotográficas intrigantes en donde la presencia de una figura alegórica propone una nueva modalidad de apreciación por la arquitectura.

Foto: Maxime Brouillet

El proyecto IN 2 presenta una instalación de arquitectura doméstica diseñada por dos amantes del arte contemporáneo, el teatro, la música y la danza, así como el arte digital, videos e instalaciones. Al integrar una experimentación inventiva en una cabaña de los años cincuenta en Montreal, el arquitecto Jean Verville exalta la fusión del arte y la vida cotidiana en una propuesta que requiere un alto grado de participación del usuario. La intervención arquitectónica desdibuja los espacios de lectura con ensamblajes volumétricos y avances visuales, contrastes y tensiones, juegos de escala y trompe-l’oeil. La composición entre blanco y negro produce efectos ópticos que oscilan entre la realidad y la abstracción, en donde la bidimensionalidad raya en tridimensionalidad hasta que los límites entre las dos nociones desaparecen. Con este ambiente gráfico, Verville le ofrece una experiencia participativa diaria a los ocupantes. Este viaje arquitectónico, animado por toques mágicos que aliviana la intervención fría y seria con la que usualmente se asocia la arquitectura contemporánea pide una experiencia completamente alterada por la ilusión para el disfrute de sus dueños.

Foto: Maxime Brouillet

El proyecto consta de 1, 100 pies cuadrados. Los materiales utilizados son la madera, el lacado, la pintura, el granito, la losa de cerámica y los espejos. François Bodlet y Stéphane Gimbert colaboraron en este proyecto.

www.jeanverville.com

Foto: Maxime Brouillet
Foto: Maxime Brouillet
Foto: Maxime Brouillet
Foto: Maxime Brouillet
Foto: Maxime Brouillet
Foto: Maxime Brouillet