El Mercado Libre y la autogestión boricua

en Diseño por

He asistido a este espacio en múltiples ocasiones, sentada con un café y revisitando una y otra vez la dinámica que acontece. Recuerdo que semanas después de ocurrido el huracán María se convirtió en el lugar que me acogía. Más allá de ser un sitio sereno en el que se entabla conversación y se intercambian sonrisas con los visitantes asiduos, El Mercado Libre, en Santurce, es un proyecto cuya base es el empresarismo local.

Comienzos de El Mercado Libre con ocho mujeres empresarias. Foto suministrada.

Inaugurado el 13 de noviembre de 2015 y gestionado por Melissa Cortés, es un concepto que ha evolucionado desde que su creadora manejaba el negocio llamado El Almacén, cuya actividad consistía en revender a precios bajos lo que una gran cadena de productos misceláneos descartaba. Con el auge que tomó El Almacén, que sigue existiendo como parte de El Mercado Libre, Cortés optó por moverse a otro lugar en el que su empresa, de clientela numerosa, pudiera “alimentar” a otros negocios y viceversa. De esta manera y luego de hacer una convocatoria, comenzaron a presentarse iniciativas, específicamente de mujeres emprendedoras, junto al eslogan: local, orgánico y precio justo. Con el transcurrir del tiempo se fueron uniendo startups (empresas emergentes) creadas por varones. «A lo largo de estos dos años hemos compartido con más de 75 pequeñas empresas que tienen buenos productos de calidad y que tienen ansias de crecer. Sin embargo, muchas de estas empresas no tienen la infraestructura económica para tener un local y/o tener empleados», expresó Cortés.

Mercado Libre. Foto suministrada.

Luego del evento atmosférico que nos azotó en septiembre del año pasado, los pequeños negocios tuvieron pérdidas cuantiosas. Indudablemente, es un momento para la reestructuración. De modo que El Mercado Libre se transformará en un supermercado que ofrecerá productos hechos en la Isla. Según la entrevistada, se distribuirán marcas locales no solo en el espacio físico sino en línea. Además, se prevé abrir tiendas en diversos pueblos y tener pop-ups (comercios itinerantes) en Nueva York y Orlando, por ejemplo. Asimismo, el segundo piso se convertirá en un espacio compartido de trabajo. «Estamos seguros que fomentando la compra local creamos un gran impacto positivo a nuestra economía», dijo la fundadora.

Reconocido ya por su mercado local que se celebra todos los sábados, también se han realizado en él eventos de capacitación empresarial, actividades dirigidas a las mujeres, yoga, entre otras. Tan pronto como el próximo 12 de enero se celebrará María desde mi lente, un evento cultural que propone que fotógrafos aficionados y profesionales muestren a través de sus imágenes lo acontecido por el paso del huracán. De acuerdo a la artista plástica y gestora cultural, Faviana Silva, es una manera de reflexionar acerca de lo sucedido desde diferentes perspectivas. La convocatoria fotográfica concluye el 11 de enero y habrá un premio en efectivo para la fotografía seleccionada por un jurado.

Ciertamente, la autogestión se ha convertido en manera no únicamente de sustento económico sino en una forma de visibilizar la capacidad nacional de producir lo que necesitamos.

Para información sobre María desde mi lente, visite la convocatoria del evento en Facebook.

 

www.elmercadolibrepr.com