TABLOIDE DIGITAL DE DISEÑO

William Quetzalcoatl celebra 25 años de trayectoria artística en “Qué tronco”

en Arte/Entrevistas por

Si algo hace bien el arte es contar historias — las vivencias de un pueblo, las experiencias del propio artista. Es así como nos encontramos con la exhibición Qué tronco de William Quetzalcoatl en Biaggi & Faure Fine Art. El huracán María marcó de forma indeleble un momento en nuestra historia y cada uno lo cuenta tal y como lo vivió. Con su inconfundible estilo llamativo cargado de símbolos y humor, el artista nos habla de su más reciente colección y de sus 25 años de trayectoria.

¿De qué se trata la exhibición Qué tronco?

Es una historia de lo que yo viví este último año después del huracán María. Los troncos fueron algo que estuvieron muy presente, no solamente desde que se cayeron al piso por el huracán, sino que (después) empezaron a retollar, a renacer, a florecer. Ha sido un año con el que todos nos hemos podido identificar. Todos hemos tratado de echar raíces, de renacer, de echar flores, de reinventarnos. Para tener la valentía y la fuerza para hacerlo hay que tener un tronco. 

“Era más alta que yo”. Acrílico sobre lienzo, 60″ x 72″, 2018. Exhibición “Qué Tronco” de William Quetzalcoatl en Biaggi & Faure Fine Art. Foto: Valeria Falcón

Tus obras suelen ser llamativas, coloridas y alegres. Esta colección es un poco más sobria sin perder tu sentido del humor. ¿Cómo integras este concepto de los troncos y el renacer a las piezas?

Si te fijas, en la parte de arriba nos quedamos sin hojas y abajo empieza a crecer y a echar flores. Es una mezcla de la alegría y la esperanza y, arriba, están los troncos de pie, nosotros. Yo estoy pintando la vida, la esperanza. 

A la izquierda, “Treasure”, acrílico sobre lienzo, 72″ x 36″, 2018. A la derecha, “Era más alta que yo”, acrílico sobre lienzo, 60″ x 72″, 2018. Exhibición “Qué Tronco” de William Quetzalcoatl en Biaggi & Faure Fine Art. Foto: Valeria Falcón

También algunos cuadros incluyen un tronco a modo de escultura o instalación frente a ellos, lo que hace que la obra salga del marco y se extienda hasta el suelo. 

Parte de la exposición es convertir las pinturas en árboles. Conseguí unos troncos y un amigo me dio la idea. Entonces (el tronco) continúa en la pintura como un tronco de árbol o una pierna. Me gusta el efecto de que la obra empieza a derramarse sobre el tronco y el piso. Estos troncos son de árboles que tumbó María en donde yo vivo. 

Las piernas se parecen a los troncos. Es un símbolo de echar pa’lante. La mente es lo que sostiene el cuerpo. Hay gente que no tiene piernas y están mejor paradas que los que sí tienen.

William Quetzalcoatl

Ahora estás celebrando 25 años de carrera artística y esta colección marca ese momento a modo de aniversario.

Sí, estoy celebrando mis 25 años de carrera. Mi primera exposición fue Mis primeras curvas en octubre de 1993 en la Alcaldía de San Juan. Son 25 años haciendo lo que amo y embarrándome las manos.

Y tienes una obra en particular para celebrar el aniversario, Tu bizcochito.

La obra Tu bizcochito es un bizcocho conmigo arriba celebrando mi trayectoria. Es una historia sobre otra, como un bizcocho, con mucho brillo y mucha celebración. 

“Trabajo en equipo”, acrílico sobre lienzo, 60″ x 48″, 2018. Exhibición “Qué Tronco” de William Quetzalcoatl en Biaggi & Faure Fine Art. Foto: Valeria Falcón

Siempre tus obras combinan la pintura y el collage de objetos encontrados, algo muy distintivo de tu trabajo.

Integro joyería, collage, papel. Encuentro cosas en la calle, en el piso, en una tienda y las uso. A veces lo uso rápido, a veces pasa un año, pero colecciono cosas y las guardo. Guardo mucho material en mi estudio. Ahora lo estoy expandiendo, así que está mejor organizado y hay más espacio.

¿Te consideras un hoarder?

Sí, soy un hoarder. (Ríe).

Pero esta idea de combinar pintura y collage cautiva al espectador que sigue descubriendo nuevos elementos según observa la obra.

De lejos se lee diferente. De cerca se ven los detalles de personajes y piezas que no se ven de lejos. El bizcocho está muy cargado.

Pocos saben que antes de ser artista estudiaste moda y trabajaste en una agencia de publicidad. ¿Crees que es algo que te influye como artista?

Estudié (diseño de) moda en FIT (Fashion Institute of Technology) en Nueva York y trabajé en BBDO aquí en Puerto Rico. Cuando renuncié allí, en la agencia de publicidad, fue para hacer mi primera exhibición. Era joven y era el momento para hacerlo. Hice mi primer show y nunca me he arrepentido de eso. He utilizado la moda y la publicidad como herramientas en mi trabajo y me han ayudado mucho. 

La obra está terminada cuando encuentra su hogar, cuando no anda realenga por ahí.

William Quetzalcoatl

“Era más alta que yo”. Detalle. Acrílico sobre lienzo, 60″ x 72″, 2018. “Qué Tronco” de William Quetzalcoatl en Biaggi & Faure Fine Art. Foto: Valeria Falcón

En Qué Tronco integras imágenes de la cultura popular y hasta de ti mismo.

Tengo personajes de la cultura popular, como Kim Kardashian y el Negro de WhatsApp, porque son parte de la vida cotidiana del último año, el tema de la exhibición. Uso mucho también la joyería y el cuerpo de la mujer, así integro la moda. La publicidad está en los títulos, en la manera de ver la imagen. 

“Más duro que la pantera de Cartier”, acrílico sobre lienzo, 80″ x 80″, 2018. Exhibición “Qué Tronco” de William Quetzalcoatl en Biaggi & Faure Fine Art. Foto: Valeria Falcón

¿Y ese modo de pensar informa cómo trabajar o idear un concepto?

Me gusta mucho escribir. Para Más duro que la pantera de Cartier usé los troncos arriba en el fondo, abajo está el trabajo, el renacer y la disciplina con las flores, y la pantera representa la lucha, la fuerza y la valentía de nosotros para enfrentar las dificultades políticas y de todo tipo que tenemos en la Isla y en Estados Unidos. 

El ícono comercial no se queda en su significado más comercial y trivial, sino que lo desarrollas y lo llevas más allá.

Le da un significado más profundo, no banal, sino de lucha, de esfuerzo y alegría. Las personas que la adquirieron son excepcionales. La obra está terminada cuando encuentra su hogar, cuando no anda realenga por ahí.

Tus obras son fáciles de reconocer y te distinguen. ¿A qué atribuyes el éxito que has logrado hasta ahora?

Yo trato de ser real y honesto (a mí mismo). Yo me disfrazo solo en Halloween, el resto del tiempo estoy vestido de Quetzalcoatl. La gente se identifica con la autenticidad de uno. Eso es muy bonito (que distingan tu obra) porque hoy día hay muchas imágenes — en la moda o en la política — que no son reales. Si puedes hacer algo en el arte que los hace sentir cómodos, pues atrae. Quizás no. Quizás son los colores. No sé.

¿Qué consejos le darías a un joven artista que está empezando su carrera?

Esto (el arte) requiere mucha disciplina, tienes que tener amor por lo que haces y es un trabajo en equipo. Cuando encuentres un buen equipo, deben remar todos al mismo lado. Usa el dinero para invertirlo en tu trabajo.

www.biaggifaure.com

Recientes de Arte

Ir Arriba