TABLOIDE DIGITAL DE DISEÑO

Una criatura de amor la esencia misma de Lizbeth Román

en Arte/Entrevistas por

Es indudable que tú y yo somos una isla. Cada quien, su respectiva agua, sus confines, su tempestad y sus silencios. Nada hay más cierto que este tumulto líquido que nos brota por cada una de nuestras esquinas. 

Aunque ella parecía un elemento raro de algún tipo de tierra recién explorada, una especie de isla habitada y sin descubrir, la revelación de una luz con boca y voz. Los cuerpos que la acompañaron —en un principio— fueron otras rarezas que convergieron en la manifestación. Luego, esos cuerpos admitieron las notas que les llegaban desde la guitarra y un saxofón, y ahí fueron sintonía y amalgama. Y el ave que colocaba la música de fondo, otra extrañeza del cosmos creado por la criatura que allí nos convocó. 

Hacía un año, precisamente, que escribía sobre Lizbeth Román. Nos habíamos reunido en un espacio en el Viejo San Juan y desde ese momento reconocí su cualidad mística ante la vida, una cosmogonía hecha por ella misma para ella y para los que queramos adentrarnos en la partitura de unas cuerdas hechiceras. 

Lizbeth Román. Foto por Eric Rojas.

Así, Creatures of Love —llevado a cabo el pasado jueves en el Teatro Shorty Castro, en Santurce— sucedió como la invocación a los espíritus buenos de la especial tierra y el mar de ella que no por ello están exentos de lastimaduras, heridas, pero aun así hechos de redenciones. La presencia de la voz caladora de la cantautora Andrea Cruz, la potencia musical de Janice Maisonet en el saxofón, Omar Jahdir/Dj Pocket como la gran cabeza de ave que a ratos resurgía en el centro del escenario y a otros brindaba el ambiente sonoro, y la incesante complicidad corporal de las y los danzantes de Claroscuro hicieron que la noche se intensificara hasta mi lágrima. Del mismo modo, el diseño de iluminación por Juan Fernando Morales, el maquillaje por Ricardo Diadoné y la maravillosa intervención de la madre de Lizbeth en su vestuario, lograron con sumo arte crear la atmósfera que nos arroparía durante el evento. 

Creatures of Love. Foto por Eric Rojas.

Casi al finalizar y con la presentación del vídeo de la canción Camino sola que es un grito de libertades incluso en la advertencia de los peligros, y que mantiene el beat reconocido de su música, mostró una vez más la veteranía en la juventud de Lizbeth y en los músicos que la acompañan en su periplo.

Creatures of Love. Foto por Eric Rojas.

Indiscutiblemente, cuando un arte y su ejecutante alcanzan tal sensibilidad hasta hacer que el espíritu se coloque en posición de contemplación, la maestría del amor se visibiliza, es patente. 

Y lo de rara, lo de rara es pura poesía.

www.instagram.com/lizbethromanmusica/

 

Foto de portada: Lizbeth Román. Foto por Eric Rojas.

Recientes de Arte

Ir Arriba