TABLOIDE DIGITAL DE DISEÑO

Plastic Raw Bar y la castración del placer

en Arte/Entrevistas por

En un intento por crear conciencia sobre la colosal contaminación de los mares y lo que de ellos consumimos, el artista contemporáneo Jaime Rodríguez Crespo nos coloca frente a frente a la cruda realidad en su más reciente exposición Plastic Raw Bar. 

El consumo de ostras, ostiones, caracoles y otros moluscos se remontan a la prehistoria. Los yacimientos arqueológicos de conchas y otros desperdicios nos dejan pistas sobre la vida y costumbres de las culturas del pasado. Pero si se analizaran del mismo modo los desechos de nuestra civilización actual, ¿a qué conclusiones se llegaría? Así, Jaime Rodríguez Crespo presenta su más reciente exhibición Plastic Raw Bar, una serie de esculturas de ostras, ostiones y almejas que pretende concienciar sobre el efecto dañino de los plásticos y microplásticos en estos animales y, por ende, en nuestra salud luego de ser tirados al mar.

The weight of a life floating del escultor contemporáneo Jaime Rodríguez Crespo. Foto: Valeria Falcón

No es la primera vez que este escultor contemporáneo puertorriqueño explora la imagen de moluscos bivalvos en su obra, en donde abundan los animales y otros elementos de la naturaleza.

FAD (Fishing Aggregating Devices) del escultor contemporáneo Jaime Rodríguez Crespo. Foto: Valeria Falcón

Un ejemplo es su muestra de 2016, Similitudes de lo afrodisiaco — una serie de esculturas de ostras de tamaño real mostrando en su interior una vulva — una poética oda a lo erótico, lo afrodisiaco y lo sensual evocando el nacimiento de Afrodita y la conciencia colectiva sobre la fertilidad, la feminidad y la vida. Mas en esta ocasión, vemos cómo estas propiedades se ven atrofiadas.

FAD (Fishing Aggregating Devices) del escultor contemporáneo Jaime Rodríguez Crespo. Detalle. Foto: Valeria Falcón

«Todas las ostras, almejas y mejillones se alimentan de las impurezas del agua. Pueden filtrar hasta 200 galones por día. Debido al problema de los microplásticos, no se pueden reproducir. En esta exhibición presento este problema: si seguimos tirando plásticos al mar como hasta ahora, dentro de unos cinco o diez años no tendremos más estos productos deliciosos por la contaminación y su toxicidad. También incluyo piezas de plástico encontradas en la playa — juguetes, una paila, gomas — como parte de las esculturas», explicó el artista. Es así como se presenta la muerte lenta de los placeres y de la vida en el planeta, evidente en Shore Coming and Clams.

Shore Coming and Clams del escultor contemporáneo Jaime Rodríguez Crespo. Foto: Javier Rosado. Suministrada.

Aquí, algunas almejas están cerradas y otras, abiertas, mostrando su sifón fálico. Esta serie de esculturas de gran tamaño hace clara alusión al mito de la castración del dios Urano por su hijo Cronos para destronarlo. De la espuma que surgió de sus genitales al caer al mar, nació Afrodita.

Debido al consumo de microplásticos, las mujeres embarazadas corren el riesgo de causar defectos de nacimiento a los bebés varones, como la distancia anogenital, el ancho del pene y el descenso de los testículos. Esto proviene de la exposición a los ftalatos y los metabolitos de DEHP que interfieren con el desarrollo del tracto reproductor masculino. Shore Coming and Clams del escultor contemporáneo Jaime Rodríguez Crespo. Detalle. Foto: Valeria Falcón

Las esculturas de almejas abiertas muestran que de su “espuma” surgen juguetes pequeños de plástico, en lugar de la diosa del amor y la belleza. La fertilidad se esfuma. Los “hijos” son plástico, no tienen vida.

Shore Coming and Clams del escultor contemporáneo Jaime Rodríguez Crespo. Detalle. Foto: Javier Rosado. Suministrada.

«Para Mother of the Pearl Rings, hice el molde y la huella del plástico de un six-pack. Luego la miro y pienso que le falta lo vivo. Entonces lo hice, se lo puse encima y tapé la marca. Cuando a las ostras les entra un granito de arena o una piedrita, las cubren con nácar y de ahí es que nacen las perlas. Aquí cuento la historia de que le entra este six-pack de cerveza y está creando un six-pack de perlas», cuenta Rodríguez Crespo entre risas.

Mother of the Pearl Rings del escultor contemporáneo Jaime Rodríguez Crespo. Foto: Valeria Falcón

En su trabajo no falta un ingenioso toque de humor. En otras piezas, la huella del símbolo de reciclaje de plástico se puede encontrar si se presta atención y se observa de cerca.

Fishy Bivalves Shot del escultor contemporáneo Jaime Rodríguez Crespo. Foto: Valeria Falcón

Un peculiar elemento en Fishy Bivalves ShotFishy Oyster Shot es la presencia de moscas como señal de que estos frutos del mar no están aptos para consumir puesto que ya han comenzado su proceso de descomposición.

Fishy Bivalves Shot del escultor contemporáneo Jaime Rodríguez Crespo. Detalle. Foto: Valeria Falcón

Es parte de la naturaleza de los bivalvos aparentar una cosa por fuera y ser otra muy distinto por dentro. Qué ocultan en su interior es un eterno enigma como la vida misma. 

Fishy Oyster Shot del escultor contemporáneo Jaime Rodríguez Crespo. Detalle. Foto: Valeria Falcón
Plastic Raw Bar del escultor contemporáneo Jaime Rodríguez Crespo. Foto: Javier Rosado. Suministrada.

La pieza principal de la exhibición es sin duda la barra de crudos que lleva el nombre de la exposición. Jaime, quien trabajó por quince años en el restaurante de mariscos de su padre, crea una obra performativa en donde los visitantes de la inauguración pudieron disfrutar de ostras, mejillones y almejas frescas en el centro de la sala de exhibición de Recinto Cerra.

Plastic Raw Bar del escultor contemporáneo Jaime Rodríguez Crespo. Foto: Javier Rosado. Suministrada.

La barra/instalación performativa incluye un contenedor para echar los caparazones en un intento por (re)crear una experiencia de basura cero. ¿Lograrán los participantes disfrutar de los placeres gastronómicos y afrodisiacos o se envenenarán lentamentente con microplásticos? Esa pequeña acción es el punto de partida y despertar del espectador en la historia que presenta el artista en su forma más cruda.

Plastic Raw Bar del escultor contemporáneo Jaime Rodríguez Crespo. Foto: Javier Rosado. Suministrada.

Plastic Raw Bar permanece abierto al público hasta el 28 de abril de 2019 de lunes a viernes de 10:00 am a 5:00pm, sábados y domingos por cita previa llamando al (787)- 239-3040. Recinto Cerra es el taller y espacio de exhibiciones de Jaime Rodríguez Crespo localizado en la Calle Cerra #619 en Santurce, Puerto Rico. 

www.facebook.com/Recinto-Cerra-Santurce
www.instagram.com/recinto_cerra

Recientes de Arte

¿Te gustó este artículo? ¡Compartelo!

Comparte nuestra pasión por el diseño con tus amigos.
close-link
Ir Arriba