TABLOIDE DIGITAL DE DISEÑO

Javi “Vecino” Cintrón: el que habita la morada del arte en la expresión pura del optimismo

en Arte/Entrevistas por

De él se puede escribir una extensa y reconocida trayectoria artística, sin duda. Pero lo que más me causó asombro y gratitud durante nuestra charla fue su magistral capacidad para el humor, la espontaneidad con la que relataba su historia, la sinceridad para mostrarse tal cual es. No puedo negar que siempre agradezco tener a un interlocutor que me haga reír.

«¿Tú le haces el amor a tu pintura?», fue la pregunta que no le hice, pero que él reconoció que nunca le habían hecho y sí le hubiera gustado contestar. «Eso es exactamente lo que yo hago; es el equivalente», dijo el muralista Javi “Vecino” Cintrón para explicar su ritual ante la pared que va a abordar. «Me le presento y la acaricio de un lado a otro»”, comentó para exponer que en su visión de mundo la pared es sagrada y ese espacio es, por ende, la extensión de su mano.

Mural de Javi “Vecino” Cintrón. Foto suministrada.

Nacido y criado en el sector El Gandul, en Santurce, Javi tuvo desde niño la guía del maestro Carmelo Sobrino. Así fue formándose, primero, en la Liga de Arte del Viejo San Juan y, posteriormente, en otras instituciones en México, República Dominicana y Nueva York. «Jamás podría vivir sin arte. El arte combate mi tristeza, anima mi alegría, reflexiona mis corajes y calma mis ansiedades», aseguró.

Mural de Javi “Vecino” Cintrón. Foto suministrada.

Luego de preguntarle por sus tantos tatuajes que son sus propios dibujos, veintidós aproximadamente, el creativo — que se ha destacado en el grabado, el dibujo y la restauración — narró haber estado un año en cama a causa de un accidente en Vermont por el que casi le amputan una pierna. Así que mientras pasaba ese período, su piel se convirtió en el canvas de amigos tatuadores. Y no sólo eso. «Mis estudiantes me consiguieron una prensa portátil para yo seguir haciendo mis grabados. Ahí me di cuenta de mi perseverancia ante la crisis», puntualizó.

Quien se reconoce aficionado a los cuentos, narró otra anécdota de su vida. «Mi abuela, con la que me crié, que vivió 101 años y a la que le dedicamos Caribe Bestial (obra teatral), era una gran cuentista. Los cuentos de mi abuela eran divertidísimos. Cuando voy a una comunidad insisto en que me cuenten», afirmó Javi. Él ha incorporado completamente a los espectadores a su obra que se caracteriza por las casitas criollas que todos tenemos en nuestro imaginario y que comenzó a dibujar para percatarse que tenía una especie de diario, una crónica de las casitas que existían y las que estaban por desaparecer, a causa de los desalojos, para hacerlas visibles. «Mi reto es dibujar como un niño en lo simple y, al integrar a la gente, dibujo una línea continua que termina siendo un mural».

Mural de Javi “Vecino” Cintrón. Foto suministrada.

Y en esa labor de empoderar a la comunidad a través del arte, el entrevistado se dio cuenta de lo terapéutico que resultaba para las personas; de modo que comenzó a incluir a niños con autismo o con cáncer, ancianos, adictos a drogas, los participantes de La Fondita de Jesús, por ejemplo. «Se sienten tan orgullosos de ser incluidos y me presentan como parte de la comunidad. (…) Cuando somos muchos somos más fuertes», señaló.

Mural de Javi “Vecino” Cintrón. Foto suministrada.

El artista, cuya más reciente comisión es pintar casitas criollas por todo el callejón donde residía Ismael Rivera, con el apoyo de los vecinos y la comunidad de Villa Palmeras, se confesó «presentao» y en esa virtud de conectar fácilmente con las personas admitió haber trabajado con «genios, gente talentosísima, pero también con genios de barrios, gente famosa en su esquina. Todos tienen algo en común: algo me tienen que enseñar».

Javi “Vecino” Cintrón junto a uno de sus murales. Foto suministrada.

Finalizaba nuestra conversación, pero no las risas; aún así, Javi, quien se considera un ser muy espiritual, habló de la importancia del optimismo desde que nos levantamos y tener fe en la humanidad. «Ver a la gente entusiasta es pegajoso», concluyó.

Efectivamente, partí contenta de la reunión, agradeciendo al Universo que existan seres como Javi que hacen de su vocación una entrega cabal hacia los demás con el ímpetu de una sonrisa.

www.facebook.com/javier.cintron.9277

www.instagram.com/javicintron

Recientes de Arte

¿Te gustó este artículo? ¡Compartelo!

Comparte nuestra pasión por el diseño con tus amigos.
close-link
Select Language
Ir Arriba