TABLOIDE DIGITAL DE DISEÑO

Ernesto Concepción: un fabricador de multiuniversos en la piel de la memoria

en Arte/Entrevistas por

Si la memoria no intenta trastocar mis recuerdos, me parece que lo conocí en una librería. Desde ahí hubo ocasiones casuales en las que nos saludábamos. Pero no fue hasta hace unos días —durante la bohemia celebrada por el Colegio de Actores— que me atreví a acercarme para pedirle conversar. 

Luego de una breve presentación artística mía, él supo desmenuzar con sensibilidad las posibilidades que podría tener la pieza en futuras ocasiones. Y no lo hizo como un examinador crítico sino como un espectador receptivo. Ahí comprendí estar frente a un creador —que en su excelsa capacidad de entregarse a sus personajes— mantiene una delicada habilidad de percepción y la ocurrencia de emocionarse.

De él, es innegable mencionar la maestría de su oficio y su pasión actoral. Mas nuestro encuentro voló por otras reflexiones que —aun cuando no se apartaban del escenario— propusieron un ir hacia adentro, una entrada a los recovecos que guarda el ser.

Ernesto Concepción. Foto por Eric Borcherding.

Observarlo en la transformación de un personaje no es muy distinto a mirarlo desde la perspectiva del hacedor que vive, que siente, que imagina ideas. En ambas manifestaciones de su espíritu, ofrece el campo abierto y receptivo de su psique. 

Ciertamente, y aunque su capacidad histriónica le viene heredada, no hay duda de que él ha sabido —como buen ilusionista— fabricar universos en los que los espectadores se ven ineludiblemente inmersos en la fuerza irresistible de su narración.

Y aunque siempre pueden existir cuestionamientos y ansiedades acerca de cómo los demás recibirán una puesta en escena, Ernesto mantiene firme y tenaz el respeto que ha configurado por años hacia su oficio. 

Él es un artesano —como muy bien menciona— que vive, que experimenta la transformación y que en el funcionamiento de la memoria lleva a cabo un viaje que va «del cerebro al corazón». Más allá de cualquier noción cientificista, Ernesto reconoce que los artistas tienen una facultad para la retención y el recuerdo más psicológica y espiritual.

Ernesto Concepción. Foto por Eric Borcherding.

Sin duda, el creador tiene una particular manera de sentir. Su imaginación va en función de agudizar los sentidos que permitan identificar la minuciosidad de los detalles. Confiesa cómo —cuando es espectador— le conmueve el simple hecho de ver a las actrices y a los actores expresarse frente al público. «Es una valentía, es una oportunidad», dijo para agregar que «yo lo veo con total ingenuidad; no voy con ojos críticos ni técnicos». 

Como parte de su vastísima trayectoria, Ernesto estrenará próximamente la obra La piedra oscura, junto al actor Pedro Colón, y dirigida por el maestro Dean Zayas. En la misma, el poeta y dramaturgo Federico García Lorca recobra la importancia que siempre ha tenido en la historia literaria, pero esta vez desde un espacio emocional y ¿redentor?

Desde este lugar de creación, Ernesto ejerce una reflexión acerca del teatro. «(El teatro) cuestiona la realidad, plantea retos, humaniza», afirmó para añadir que Dean Zayas como maestro y director se siente como si estuviera en todos los planos de las fases del montaje de una manera sagrada. «Sin soltar el timón, respeta el proceso creativo de cada cual».

Ernesto es de esos seres que en tan sólo unos minutos de tertulia te crea un cosmos imaginario que no únicamente queda residiendo en la mente sino hasta llegar a los amaneceres íntimos de la capacidad activa del alma.

Ernesto Concepción. Foto por Eric Borcherding.

La piedra oscura se presentará desde el 15 de marzo en el Centro de Bellas Artes, en Santurce. Para información y boletos, reserve en www.tcpr.com o llame al 787-792-5000.

www.cba.pr.gov

Recientes de Arte

¿Te gustó este artículo? ¡Compartelo!

Comparte nuestra pasión por el diseño con tus amigos.
close-link
Ir Arriba