Yazmín Crespo al rescate de espacios públicos

en Arquitectura/Entrevistas por

Como preámbulo al inicio de clases, conversamos con la profesora y arquitecta Yazmín Crespo, quien funge como Directora del Departamento de Arquitectura de la Escuela Internacional de Diseño y Arquitectura de la Universidad del Turabo, que ofrece, además de otros grados, un Bachillerato en Arquitectura Paisajista y una Maestría en Arquitectura enfocada en Diseño y Construcción (Design Build). Hablamos sobre su experiencia en la práctica privada en Nueva York y Puerto Rico, así como su trabajo en diseño participativo y comunitario con el Taller Creando Sin Encargos y cómo esas vivencias enriquecen su labor como educadora. A continuación, compartimos un fragmento de la entrevista que hicimos para la serie Design Sessions de 90GRADOSº. Puedes ver la entrevista completa en nuestro canal de YouTube en el enlace arriba.

¿Qué es Design Build?

En una maestría (de arquitectura) tradicional se estudian los fundamentos y luego se presenta una tesis. En la Maestría de Arquitectura y Design Build, además de estudiar los fundamentos, aprendes sobre lo que es la práctica de la profesión, lo que realmente vas a estar viviendo una vez culmines tus estudios y comiences a trabajar. Así que como parte de los estudios trabajas con consultores, tienes que solicitar permisos, seleccionas materiales, te involucras en el manejo de proyecto y, lo más importante, trabajas con el presupuesto.

Muy importante. Eso puede hacer o deshacer un proyecto.

A veces queremos hacer unos proyectos espectaculares pero hay que ajustarse a los presupuestos. No podemos excedernos, pero yo creo también que te da una oportunidad para innovar, como utilizar tus materiales de forma diferente o cómo los materiales pueden entrelazarse unos con otros.

¿Qué ejemplo de trabajar con presupuesto e innovar con materiales has vivido que puede servirle de ejemplo a tus estudiantes?

Yo siempre hablo de mi experiencia como diseñadora asociada en la firma Perkins Eastman en Nueva York. Al final el diseño es dirigido a unas personas que lo van a habitar y lo van a utilizar. No necesariamente hay que usar un material o forma particular que a ellos les guste. Lo importante son las actividades que se van a llevar a cabo en ese lugar, las necesidades del usuario, cuáles son las condiciones climáticas.

TKTS Booth en Times Square. Diseño de Perkins Eastman + Choi Ropiha
Foto: Paúl Rivera

Siempre hablo del proyecto del TKTS Booth en la (Calle) 42, mejor conocido como los escalones rojos de Times Square. Fue una intervención pequeña. Sí fue costosa pero innovó sobre todo en el uso del cristal, no solo como cobertura, sino su uso estructural. (El cristal) es lo que sostiene todos esos escalones, se ilumina, se calienta —porque Nueva York es frío, cae nieve — y la mayoría de las personas ya habitan ese espacio: se pueden sentar ahí a disfrutar de las luces, tomarse fotos. Hay muchos elementos innovadores. Unos se ven, otros no. A unos 450 pies bajo el nivel de la calle hay un sistema de calefacción geotérmica de donde se obtiene la energía para utilizar ese espacio que es donde se compran los boletos para las obras de Broadway.

El edificio tiene una vida luego de la construcción. Más tarde, este edificio ayudó a cambiar las políticas de espacio público en Nueva York logrando que algunas calles se cerraran y fueran solo peatonales. Para una ciudad como Nueva York, es un gran logro.

Háblame un poco de tu experiencia en diseño comunitario y participativo, que tienen una dinámica muy distinta a los proyectos privados. ¿Cuáles proyectos has trabajado que consideras importantes en tu carrera?

Fundé junto con Omayra Rivera el Taller Creando Sin Encargos. Ella regresa de Europa y yo de Estados Unidos a Puerto Rico y estábamos evaluando nuestra práctica sobre cómo podíamos contribuir al país y a la academia. Ahí decidimos que era muy importante que los estudiantes reconocieran la responsabilidad social de la disciplina (de arquitectura).

Taller Creando Sin Encargos en la Parada de Guaguas de Puerta de Tierra que formó parte de su segundo Workshop Internacional de Arquitecturas Colectivas. Foto: Doel Vázquez Pérez

Con su experiencia, pudimos comenzar a utilizar el taller desde el estudio hacia afuera, hacia las comunidades. Hicimos el primer Workshop Internacional de Arquitecturas Colectivas en La Perla y tuvimos cerca de 40 estudiantes. Fue una convocatoria abierta. Participaron estudiantes de todas las universidades, de arquitectura y también de arte, en donde trabajaron por una semana con ayuda de la comunidad — no solo la Junta (de Residentes), sino también los residentes y los niños. Tuvimos tres invitados de Nueva York, Colombia y España que nos ayudaron a construir con los estudiantes. Lo más grande de todo esto es que los estudiantes entendieran que con un poco de tiempo que donen pueden hacer un gran impacto en un una comunidad que tienen espacios públicos que están abandonados y/o deteriorados que les pertenece y que lo pueden cuidar.

www.facebook.com/groups/tallercreandosinencargos