Olson Kundig diseña el primer centro para composta humana en Seattle

en Arquitectura por

Recientemente, médicos, arquitectos y directores funerarios se reunieron en un almacén de Seattle para brindar por el primer sitio del proyecto para Recompose, una compañía que ofrece el compostaje como una alternativa «gentil» y natural a la cremación y entierro. Fundada por Katrina Spade, la compañía convierte los restos humanos en tierra «para que podamos alimentar una nueva vida después de morir». La firma Olson Kundig, con sede en Seattle, encabeza el proyecto y reveló representaciones para la instalación de 18,500 pies cuadrados, cuya finalización está programada para principios de 2021 en el vecindario SoDo de Seattle.

El proyecto está dirigido por el director de Olson Kundig, Alan Maskin, quien también forma parte del equipo de Recompose, y el gerente del proyecto, Blair Payson. «Hace seis años, Katrina entró a nuestro estudio y tuvo la idea más loca que había escuchado», dijo Maskin, según The Seattle Times, «Tuve esta transición de conmoción de “Dios mío, voy a morir” pensar que esto es algo que necesito hacer, algo que el mundo necesita hacer».

Recompose, centro para composta humana, diseñado por Olson Kundig Architects. Foto: Olson Kundig

La visión del equipo consiste en colocar cuerpos dentro de un sistema modular de «recipientes de recomposición» hexagonales reutilizables que están aireados y cubiertos con astillas de madera para promover la descomposición.

Recompose, centro para composta humana, diseñado por Olson Kundig Architects. Foto: Olson Kundig

Cuando finalice el proceso, las familias podrán llevarse a casa parte o la totalidad del suelo creado (un patio cúbico, o poner en perspectiva, varias carretillas llenas), y se anticipa que el resto se destinará a los esfuerzos de reforestación en Washington.

«El núcleo del espacio de la nueva instalación es un sistema modular que contiene aproximadamente 75 de estos recipientes, apilados y dispuestos para demarcar el espacio para rituales y ceremonias conmemorativas», según un comunicado de prensa reciente del equipo de diseño.

Recompose, centro para composta humana, diseñado por Olson Kundig Architects. Foto: Olson Kundig

Una representación muestra una vista aérea de una ceremonia que tiene lugar con los visitantes reunidos en un círculo rodeado de paredes compuestas de portales hexagonales, amplias influencias biofílicas y un techo de madera arqueado.

Recompose, centro para composta humana, diseñado por Olson Kundig Architects. Foto: Olson Kundig

El interior consistirá en árboles plantados sobre montículos de hierba que tienen la capacidad de moverse y reorganizarse a través del piso de concreto durante ceremonias y rituales.

Recompose, centro para composta humana, diseñado por Olson Kundig Architects. Foto: Olson Kundig

Se planea que el paisajismo rodee la entrada en rampa del espacio y una pared viva abarcará una sección de la instalación.

Recompose, centro para composta humana, diseñado por Olson Kundig Architects. Foto: Olson Kundig

El transporte continuo de los cuerpos a través de recipientes móviles es clave y las puertas pivotantes ayudarán a facilitar la circulación entre los espacios ceremoniales y de preparación.

Recompose, proceso de la composta humana. Foto: Olson Kundig

El proceso de reducción orgánica natural requiere una octava parte de la energía necesaria para la cremación y ha calculado ahorros de carbono de más de una tonelada métrica por persona. El proceso también evita que el fluido de embalsamamiento contamine las aguas subterráneas y minimiza el desperdicio de la producción de ataúdes, lápidas y revestimientos de tumbas. Todo lo cual quiere decir que el método de Recompose se presenta como más sostenible que las prácticas convencionales posteriores a la muerte.

Recompose, centro para composta humana, diseñado por Olson Kundig Architects. Foto: Olson Kundig

A pesar del impacto del secuestro de carbono, Washington es hasta ahora el único estado de Estados Unidos que ha legalizado el compostaje humano y Recompose afirma ser «la primera instalación en el mundo en proporcionar una opción sostenible para la atención después de la muerte», dijo Spade a CityLab. Dirigiéndose al grupo presente en la fiesta de inauguración de Recompose, Spade arrojó algo de luz sobre el asunto, «Todos ustedes tienen una cosa en común… todos ustedes son miembros de la revolución del cuidado de la muerte».

www.recompose.life

www.olsonkundig.com